Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los técnicos de Hacienda creen que el decreto ley sobre cláusulas suelo no supone gran ventaja fiscal

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) consideran que el real decreto ley que aprobará este viernes el Consejo de Ministros para la devolución de los intereses cobrados de más por las cláusulas suelo "no incorpora ventajas fiscales excepcionales" para los perjuicados, que tendrán que tributar si son beneficiarios de la deducción por compra de vivienda habitual en ejercicios no prescritos, según han informado en un comunicado.
De esta manera, señalan que los usuarios solo se ahorrarán los recargos de declaraciones extemporáneas, los intereses de demora y la tributación de los intereses legales que abone el banco, mientras que se mantendrá la tributación de la parte correspondiente a los intereses excesivos de sus hipotecas que se hubieran incluido en sus declaraciones del IRPF de 2012 a 2015.
En concreto, explican que, cuando estos intereses se deducen por inversión en vivienda habitual, los afectados que decidan cobrar la devolución en metálico tendrán que añadir en el IRPF de este año las deducciones indebidas en vivienda habitual y declarar correctamente el IRPF de 2016 el próximo mes de junio.
Si opta por reducir el préstamo en lugar de recibir la devolución en metálico, el consumidor no deberá tributar por la deducción por compra de vivienda de la que se ha beneficiado.
Por otro lado, cuando son un gasto deducible de los autónomos que compraron un inmueble para su actividad o por particulares que posteriormente lo hubieran alquilado, los afectados por las cláusulas suelos están obligados a presentar una declaración complementaria por el exceso de los intereses deducidos en los últimos cuatro años sin ninguna sanción.
Tampoco se exigirán intereses de demora ni recargos por presentar las complementarias fuera de plazo, algo que constituye "la tercera y última ventaja fiscal del real decreto ley", según Gestha.
En su opinión, la limitación de los efectos fiscales del real decreto ley a los ejercicios no prescritos "no es ninguna novedad", ya que las situaciones fiscales se convierten en definitivas transcurridos cuatro años, hayan sido declaradas o no.
Además, tampoco consideran novedoso que no se tribute por la devolución de los intereses de las cláusulas suelo.
EL ESTADO RECAUDARÁ AL MENOS UN 75% A LOS AFECTADOS
Los técnicos también han estudiado cuánto tendrán que tributar los afectados, llegando a la conclusión de que con el sistema que se aprobará este viernes logrará un ahorro de entre un 17,7% y un 24% con respecto a la normativa del IRPF vigente hasta entonces.
Según sus estimaciones, esto supone que el real decreto ley mantiene entre el 75% y el 82% de la tributación de la devolución de las cláusulas suelo.
Gestha precisa que si la inversión anual en vivienda habitual supera los 9.040 euros por declarante, más la diferencia de intereses de la cláusula suelo, no será necesario realizar ningún ajuste en el IRPF de 2016 ni de 2017.
Por otro lado, explica que los importes de los ajustes y ahorros fiscales disminuirán sensiblemente para aquellos clientes cuyos bancos eliminaron las cláusulas abusivas a raíz de la sentencia del Tribunal Supremo. Sin embargo, advierte de que los correspondientes al caso de hipoteca distinta de la destinada a inversión en vivienda habitual aumentarán conforme crezcan los ingresos declarados de los afectados.