Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sindicatos y la patronal de la estiba volverán a reunirse el martes tras tres jornadas de huelga

Los estibadores mantienen el paro de mañana viernes, pero dejan en el aire la huelga de 48 horas de la próxima mañana
Los sindicatos de estibadores y la patronal Anesco volverán a sentarse a negociar el próximo martes, 13 de junio, según convinieron este jueves ambas partes, informaron a Europa Press en fuentes sindicales.
La reunión tendrá lugar después que de los estibadores hayan secundado tres jornadas de paros en los puertos, dado que, pese a retomar la negociación, los sindicatos mantienen el paro programado para mañana viernes, día 9.
No obstante, los sindicatos y la patronal volverán a sentarse a negociar en víspera del paro de 48 horas continuadas previsto para la próxima semana, desde las 8.00 horas del miércoles 14 de junio y hasta la misma hora del viernes 16.
De hecho, dichas fuentes sindicales apuntaron a Europa Press la posibilidad de desactivar ese paro 'in extremis' en función del resultado de la reunión.
El calendario de movilizaciones de los estibadores contempla además otras tres jornadas de paros en horas impares para la semana siguiente, los días 19, 21 y 23.
La nueva reunión tendrá lugar casi dos semanas después de que la negociación entre sindicatos y patronal se rompiera el pasado 1 de junio, después de que los trabajadores consideraran que las empresas habían variado su actitud respecto a la garantía de empleo en el sector tras la reforma aprobada por el Gobierno.
Se trata del principal objetivo de los sindicatos, que no obstante también piden que las empresas participen en los centros portuarios de empleo (CPE), las ETT's en que se convertirán las Sagep, firmas de las que dependían todos los estibadores.
La patronal rechaza participar obligatoriamente de las CPE, máxime cuando la nueva ley fija su concurrencia como voluntaria, mientras los sindicatos, a su vez, rechazan una de las principales reivindicaciones de las empresas, la de negociar puerto por puerto, además del convenio estatal.