Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sindicatos denuncian la falta de medidas del Gobierno para asegurar la capacidad operativa de la AEAT

Piden al Ejecutivo que apoye las enmiendas a los PGE para aumentar plantilla y reactivar la carrera administrativa
Los sindicatos de la Agencia Tributaria (SIAT, CCOO, UGT y CSI-F) denuncian que el Gobierno no adopta con carácter urgente medidas que posibiliten el mantenimiento de la capacidad operativa de la Agencia Tributaria y su "adecuado funcionamiento", por lo que piden que el Ejecutivo apoye las enmiendas de otros grupos a los Presupuestos para aumentar la plantilla y reactivar la carrera administrativa.
En una nota, advierten de la falta de recuperación de la plantilla necesaria y a la falta de modernización de los medios materiales, manteniendo el bloqueo de la carrera administrativa de su personal, para combatir la lucha contra el fraude fiscal, la economía sumergida y el blanqueo de capitales.
En esta línea, piden que se acepten las enmiendas presentadas por parte de distintos grupos políticos en el Senado a los Presupuestos Generales del Estado de 2017, con la finalidad de darle medios a la Agencia Tributaria para cumplir con sus objetivos respecto a la lucha contra el fraude fiscal, la economía sumergida y el blanqueo y fuga de capitales.
Sin embargo, "parece que el Gobierno de España no quiere atender a razones para que la Agencia Tributaria cumpla con los objetivos que, por ley, tiene asignados porque sin los medios necesarios, la Agencia tributaria no puede perseguir a los grandes defraudadores y delincuentes de cuello blanco", advierten los sindicatos.
Por ello, hacen un llamamiento a la ciudadanía, ya que "si no se combate el fraude fiscal no se puede mantener el Estado de bienestar, ni cumplir con lo dispuesto en el artículo 31 de la Constitución que establece que "todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio."
Las organizaciones sindicales entienden que el Gobierno no puede abandonar sus obligaciones de poner todos los medios posibles para mantener los principios constitucionales de igualdad y progresividad de la ciudadanía y abandonar la lucha contra el fraude fiscal, negándole los medios necesarios a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria.
"Cuanto mayor sea la eficacia de la Agencia Tributaria en la lucha contra la economía sumergida, el blanqueo de capitales y la evasión fiscal, menor será la carga impositiva que el ciudadano tendrá que soportar y el déficit público que el Estado y, por ende, todos los ciudadanos tenemos que asumir", añaden.
REFUERZO DE PLANTILLA
En esta línea, subrayan que la Agencia Tributaria necesita reforzar su plantilla, que se ha visto "drásticamente reducida" desde el comienzo de la crisis económica, durante los primeros años con una tasa de reposición que dejaba sin cubrir el 90% de las vacantes, y durante estos últimos años con un mayor esfuerzo pero que "no ha podido paliar las importantes jubilaciones ya producidas, ni las que se van a producir en los próximos años, y que cuenta además con un 68% de su plantilla con una edad superior a 50 años".
"Ya no son posibles las dilaciones; la planificación de una política de personal, con un horizonte de cinco años, que debe permitir a la Agencia Tributaria alcanzar un ratio de personal semejante al de los países de nuestro entorno", apostillan.
De esta forma, ven necesarios "mayores y mejores" medios técnicos, económicos y humanos, y la reestructuración organizativa, que solo es factible a través del Acuerdo de carrera administrativa, por lo que ven "intolerable" que los tribunales "echen por tierra expedientes correctamente formulados, pero que carecen de firma suficiente".
La ley de Presupuestos para 2017 y el Gobierno lo sabe, ya que por cada euro invertido en el personal de la Agencia Tributaria, revierten al Estado más de 20 euros, potenciándose así la recaudación y la lucha contra el fraude fiscal.
De esta forma, los sindicatos piden al Gobierno que apoye las enmiendas presentadas en el Senado para incrementar la plantilla y reactivar la carrera administrativa en la AEAT y, de esta manera, poder reestructurar la Agencia Tributaria, lo cual "redundará en beneficio de todos los ciudadanos".