Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La prima de riesgo desciende a 520 puntos gracias al efecto Draghi

El Ibex se desmarca de las caídas de Europa y gana un 0,73%, a las puertas de los 7.500 puntos

El Ibex 35 ha sumado un 0,73% al cierre de mercado y se ha anotado su tercera subida consecutiva, con lo que se ha desmarcado de las caídas generalizas entre los principales parqués de Europa. El selectivo se ha quedado a las puerta de reconquistar los 7.500 puntos (7.488,2 enteros). En el mercado de deuda pública, la prima de riesgo española descendía a los 520 puntos básicos tras las defensa del presidente del BCE, Mario Draghi, de la compra de bonos a corto plazo. La rentabilidad del bono español a 10 años se situaba en el 6,62%.
Las subidas protagonizadas por Telefónica (+2,81%) e Iberdrola (+2,67%) aguantaron las ganancias en el Ibex, que llegó a repuntar más de un 1% en algunos momentos de las jornada. Pero la caída de BBVA (-0,33%) y la leve subida en Santander (+0,37%), tras anunciar la salida a Bolsa de su filial mexicana, contuvieron el ascenso en el parqué madrileño. Otros 'pesos pesados' como Repsol (+0,07%) e Inditex (-0,45%) tampoco insuflaron ánimo al selectivo.  
Los avances más significativos se los anotaron Gamesa (+7,97%) y Popular (+4,76%), éste último ante el reconocimiento de conversaciones para integrar Banco Mare Nostrum. También despuntaron Gas Natural (+3,84%)y Mapfre (+3,28%). Mientras, las pérdidas las dominaron Sabadell (-2,01%) y Ebro Foods (-1,85%).
Londres y París encabezan las pérdidas
De este forma, el Ibex consiguió esquivar la tónica bajista que impusieron los inversores en las principales plazas europeas. Encabezaron los recortes Londres y París, que sendas caídas del 1,5%. Francfort se dejó un 1,17%. Tampoco ayudó Wall Street, que iniciaba la jornada con un descenso del 0,67%.
El euro, por su parte, se intercambiaba por menos dólares que en el arranque de sesión, al fijar un cambio de 1,2564 'billetes verdes' al cierre de mercado.