Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'retail' físico crecerá un 2,9% en España en 2017, más que en Francia y Alemania

El volumen de negocio del sector distribución en España se elevó un 2,5% en 2016 y se prevé una ligera subida hasta alcanzar el 2,9% en 2017, que confirma la tendencia creciente del sector, según los datos ofrecidos por la firma de investigación GfK.
En general, el 'retail' europeo continúa enfrentándose a un clima político inestable con la salida de Gran Bretaña de la UE o la expectación creada ante el nuevo Gobierno en Francia, así como la próxima cita electoral en Alemania. Sin embargo, la economía y el consumo privado se muestran sólidos, lo que permite avanzar un crecimiento del volumen de negocio en el sector distribución en los 28 países de la UE, de un 1,4% en euros.
De esta forma, GfK ha estimado un sólido crecimiento del volumen de negocio de un 1,4% para los 28 países de la UE en 2017. Si se excluye a Gran Bretaña, el volumen de negocio subiría al 2,2%.
Rumanía, con crecimiento del 9,8% y Hungría, con 5,7%, muestran unos ratios especialmente dinámicos de crecimiento, mientras que en el Oeste y Sur de la UE-28 se registrarán incrementos, aunque de forma más reducida como es el caso de Alemania (1%), Francia (2%) y España (2,9%).
Por otro lado, el informe muestra que el consumo privado destinado al 'retail' sigue creciendo en España, como muestra que del total de gasto de las familias, el 32% se destinó al sector 'retail', una cifra que no ha mostrado variación respecto al pasado año.
Comparado con el año anterior, el desarrollo de centros comerciales en Europa creció ligeramente en 2016 en los países incluidos en este estudio. Pero tanto el número, como el área de ventas de las nuevas construcciones quedaron muy por debajo de las cifras de 2000 y 2012.