Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'rescate' de las radiales R-3 y R-5 por Fomento, en suspenso

El plazo para que el Ministerio 'rescate' las vías en julio también está en el aire a la espera de un auto de la Audiencia Provincial
El proceso de liquidación y reversión al Estado de las autopistas de peaje radiales quebradas R-3 y R-5 de Madrid ha quedado en suspenso, con lo que el plazo para que el Ministerio de Fomento asuma las vías, fijado para el próximo mes de julio, también está el aire.
El 'rescate' de las dos autopistas ha sido declarado en suspenso a la espera de una resolución de la Audiencia Provincial de Madrid, según informaron a Europa Press en fuentes jurídicas.
La Audiencia Provincial debe aún pronunciarse sobre el rechazo del Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid a los planes que Fomento y la sociedad concesionaria de las autopistas plantearon a comienzos de 2016 para intentar salvar las autopistas. Este rechazo, que ambos recurrieron, abocó a las vías a la liquidación.
Así, y tal como establece en la Ley Concursal, el Juzgado Mercantil ha dictado la suspensión del proceso de liquidación de las vías a la espera del pronunciamiento de esta instancia judicial superior.
De igual forma, también ha quedado paralizado el protocolo que los administradores concursales de las dos radiales y Fomento pactaron para abordar el traspaso de las autopistas al Departamento que dirige Íñigo de la Serna.
A su vez, ello afecta al plazo que las dos partes convinieron para que Fomento se haga cargo de las autopistas, fijado para el próximo mes de julio y ahora también a la espera de ser ratificado por el juez.
Asimismo, repercutirá en el momento del pago de la Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA), esto es, el importe que el Estado debe abonar a los actuales concesionarios por la inversión que realizaron en la construcción de las autopistas, que sólo se activa una vez se anula el contrato de concesión.
El sector estima que la RPA del conjunto de las ocho autopistas de peaje quebradas supondrá una factura de unos 5.000 millones de euros a las arcas públicas y Fomento mantiene que será bastante inferior, si bien ambos asumen que acabará dirimiéndose en los tribunales.
EL SUPREMO RESPALDA EL 'RESCATE'.
El proceso de 'rescate' de las radiales R-3 y R-5, las primeras que el Ministerio tendrá que asumir, está temporalmente suspendido, a pesar de que el juez mercantil ya ha aprobado el plan de liquidación. Además, acaba de lograr el respaldo del Tribunal Supremo para resolver los contratos de concesión de las autopistas con Accesos de Madrid, una firma participada por Abertis y ACS.
En un auto con fecha del 5 de diciembre de 2016, al que tuvo acceso Europa Press, el Supremo ratifica que "corresponde al Juzgado de lo Mercantil seguir con la fase de liquidación, sin que sea procedente la inhibición instada por el Ministerio de Fomento".
Así, la paralización de esta liquidación supone un nuevo frente más en el complicado proceso judicial en que está inmersa la quiebra de las autopistas.
En la actualidad, además de las radiales R-3 y R-5, una tercera autopista, la AP-36 Ocaña-La Roda, también ha sido ya liquidada en firme. Fomento ha reconocido que tendrá que ir asumiendo las vías según vayan siendo liquidadas. Para ello, negocia con los acreedores de la deuda de 3.400 millones de euros que soportan, con el fin de minimizar el impacto del rescate.