Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La deuda pública cierra 2014 en el 97,67% del PIB, en el objetivo del Gobierno

La deuda del conjunto de las administraciones públicas se situó a finales de 2014 en 1,033 billones de euros, según los datos publicados por el Banco de España. Esta cifra representa el 97,67% del PIB, en el objetivo establecido por el Gobierno para el ejercicio (97,6%).

Según informaron en fuentes del Ministerio de Economía, de haberse cumplido la previsión de PIB nominal contenida en el Plan Presupuestario de octubre de 2014, la ratio hubiese sido del 97,14% del PIB.
La deuda pública creció en 67.687 millones en 2014, un 7% más que el año anterior. Se trata del menor incremento anual desde el inicio de la crisis, desde el 14,6% en 2008, hasta el 8,4% en 2013.
El crecimiento de la ratio deuda/PIB en los últimos tres años ha sido de 28,5 puntos, también con un perfil descendente (15,3 puntos en 2012, 7,7 en 2013 y 5,6 en 2014).
Economía explica que el menor incremento de la ratio deuda/PIB en 2014 se debe a dos factores que actúan conjuntamente. Por un lado, en los últimos tres años se ha producido un intenso proceso de consolidación fiscal (desde el 9,4% del PIB en 2011). Por otro lado, en 2014 la deuda pública no se ha visto afectada por medidas excepcionales que sí fueron necesarias en 2012 y 2013.
En concreto, la recapitalización del sistema financiero, concentrada sobre todo en el año 2012 y que ha permitido su saneamiento; la financiación concedida a través del Fondo de Pago a Proveedores y el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), que ha supuesto el reconocimiento de deudas contraídas por comunidades y ayuntamientos; la contribución española a los programas de asistencia financiera de Grecia, Portugal e Irlanda, y el Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico (FADE).
El esfuerzo de consolidación fiscal llevado a cabo por el Gobierno desde el inicio de la legislatura permitirá que la ratio deuda/PIB comience a estabilizarse a partir de 2015, según las proyecciones del departamento que encabeza Luis de Guindos.
Es, en todo caso, una tasa sostenible a juicio de Economía, dado que España se financia ahora a los costes más bajos de la historia. El pasado ejercicio se cerró con un coste medio de emisión del 1,52%, casi un punto por debajo del cierre de 2013. Esta tendencia continúa en el inicio del año, con una tasa media al cierre de febrero del 1,10%.
Este abaratamiento de los costes de emisión y la mejora de las condiciones de financiación de la economía española junto con una adecuada gestión por parte del Tesoro público han permitido ahorros en el presupuesto de gastos de más de 13.000 millones de euros entre 2013 y 2014 que seguirán durante el actual ejercicio.
Crece en las comunidades y baja en los ayuntamientos
Del total de la deuda pública en manos de las administraciones públicas, el 86,6% (895.852 millones de euros) se corresponde con el endeudamiento de la Administración Central, mientras que las comunidades autónomas suponen el 22,9% de la deuda total (236.747 millones) y las corporaciones locales, el 3,7% (38.363 millones). La Seguridad Social, por su parte, cuenta el 1,6% de todo el endeudamiento (17.188 millones).
En cuanto a la evolución de la deuda en 2014 respecto al año anterior, tanto el Estado central como las comunidades autónomas han incrementado su endeudamiento durante el pasado año, con un incremento del 7% en el caso del Estado y un alza del 12,8% en las regiones.
Por el contrario, los ayuntamientos han reducido su deuda en el último año un 8,9%, mientras que la Seguridad Social ha mantenido su endeudamiento prácticamente estable.