Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La nueva circular de provisiones del Banco de España será una oportunidad para la banca, según AIS Group

La nueva circular de provisiones del Banco de España que entró en vigor el pasado 1 de octubre "debe ser vista como una oportunidad" para las entidades financieras, puesto que junto a la circular 6/2016 del supervisor y la Ley de fomento de la financiación empresarial ayudarán a que fluya el crédito, especialmente entre el segmento de empresas.
Según el economista y director general de AIS Group, Ramón Trías, las entidades financieras deben ser capaces de transformar el gasto que supone la adaptación a la nueva normativa de provisiones en una "inversión rentable".
Durante su intervención en el VIII Congreso Nacional de Crédito celebrado este jueves en Madrid, Trías ha destacado que la implementación en gestión de los sistemas y requisitos de la circular "es la mejor inversión que pueden hacer las entidades financieras" a la hora de aplicar los nuevos criterios de clasificación del riesgo e insolvencias que establece la circular.
A su juicio, el impacto en la dotación que tendrá esta circular "no es tan alto" y ha señalado que en algunas entidades será "prácticamente nulo", al tiempo que ha precisado que lo que sí se incrementa es la necesidad de la interrelación entre departamentos.
Explica que probablemente la mayor fricción que se dé en su aplicación se encontrará entre contabilidad/auditoría y riesgos, pues deberán modificarse criterios que están muy interiorizados.
"Siguiendo esta tendencia de desparcelación es previsible que vayamos experimentando un auge en la planificación estratégica y presupuesto, con implicación de Riesgos, Comercial, Estudios, Dirección Financiera y Desarrollo de Negocios", ha señalado.
Al analizar las consecuencias que tendrá el Anejo IX/IFRS9 sobre los procesos de concesión, el 'pricing' de las operaciones o el seguimiento de los riesgos de la banca en general, el economista ha indicado que el impacto será menor en los procesos de concesión, pues la demanda de crédito bancario es actualmente más bien débil.
"Lo que preocupa es la localización de clientes con capacidad y calidad suficientes, así como el resto de negocio no financiero (comisiones, medios de pago, fondos de inversión, seguros, productos financiados...)", ha añadido.
A su entender, el efecto será mayor en el 'pricing' y en el seguimiento de riesgo, ya que lo que realmente preocupa al sector "es la rentabilidad, la sustitución de carteras poco rentables (ya sea por amortización gradual o tal vez por venta), debidas a una política de pricing basada en rentabilidades futuras inciertas".
"La tentación de ganar cuota con dumping de precios fue muy alta y es indudablemente una política a evitar", ha sentenciado.