Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los programas de la Cámara de Comercio ayudarán a la internacionalización de 700 pymes en 2017

Los programas de iniciación a la exportación de la Cámara de Comercio de España, Xpande y Xpande Digital, ayudarán a 700 pymes a salir al exterior en 2017, según ha señalado el organismo en un comunicado.
Ambos programas están cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) y su objetivo es facilitar la salida al exterior de las empresas para aumentar la base exportadora española y lograr que más pymes vendan en el exterior de manera regular.
En el programa Xpande, los técnicos de las cámaras de comercio ofrecen asesoramiento individualizado y a medida a las compañías para que elaboren un plan de exportación, así como las herramientas para su consolidación en el mercado objetivo seleccionado.
El proceso de internacionalización se pone en marcha en la segunda fase del programa, con subvenciones de hasta un 80% para inversiones máximas de 9.000 euros.
Por su parte, el programa Xpande Digital se dirige a pymes que deseen potenciar el márketing digital como herramienta básica para mejorar su posicionamiento en mercados internacionales.
En la primera fase de este programa, los técnicos de las cámaras realizan un análisis pormenorizado de la empresa para desarrollar un informe de recomendaciones y un plan de acción en márketing digital internacional. Posteriormente, se implanta el plan con subvenciones de hasta el 80% para inversiones máximas de 4.000 euros.
El perfil de las entidades que se acogieron al programa Xpande en ediciones anteriores es el de pymes de entre 0 y 9 trabajadores (66%) con una facturación inferior a 500.000 euros (55%). Destacan las empresas agroalimentarias (36%), seguidas de las industriales (31%), bienes de consumo (21%) y servicios (12%).
Más de la mitad de los mercados a los que se dirigieron eran europeos. El primero fue Francia, seguido de Alemania, Reino Unido y Estados Unidos.