Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los principales puertos evitan la huelga al aceptar grandes operadores el pacto de los estibadores

El seguimiento del paro se desploma hasta el 19,8%, y la parte empresarial se fractura entre las que firman, como Maerks, y las que resisten, como Bergé
Los principales puertos españoles, como son los de Bahía de Algeciras (Cádiz), Valencia y Barcelona, evitaron este miércoles la nueva jornada de paros parciales convocada por los estibadores, después de que las grandes compañías que operan en sus instalaciones se avinieran a aceptar el acuerdo unilateral que proponen los sindicatos del gremio a cambio de no secundar la huelga.
El seguimiento medio del conjunto de los puertos se desplomó hasta un 19,8% en el turno de tarde y cerró la jornada en el 22,7%, según informó Puertos del Estados, frente a los porcentajes de entre el 97% y el 100% que registraron los anteriores.
La adhesión a los paros fue inferior en las principales instalaciones del país o incluso nulo, como es el caso del primer puerto, el de Bahía de Algeciras, donde se operó con normalidad, dado que ninguno de los 346 estibadores que se llamaron a trabajar hizo huelga.
En el de Valencia, uno de los mayores puertos de contenedores del Mediterráneo, el seguimiento fue del 16% y en el de Barcelona, de un escaso 8,4%.
Este hecho es consecuencia del giro que la víspera dio el conflicto abierto en el sector al decidir los sindicatos (Coordinadora de Trabajadores del Mar, UGT, CC.OO., CIG y CGT) dejar de lado la negociación abierta con la patronal Anesco sobre el nuevo convenio y emprender negociaciones unilaterales, empresa por empresa.
En virtud de esta nueva estrategia, los estibadores no secundan los paros en las instalaciones de las empresas con las que van alcanzando acuerdos, mientras que los mantienen en aquellas con las que aún no tienen pacto.
Así, el hecho de un destacado número de empresas hayan accedido a firmar estos acuerdos unilaterales con los estibadores ha limitado sustancialmente el impacto de este paro respecto a los secundados en las últimas dos semanas que, según el Ministerio de Fomento, tuvieron un coste de unos 150 millones de euros.
FIRMAS QUE PACTAN CON LOS ESTIBADORES.
En concreto, se han avenido a firmar el acuerdo propuesto por los estibadores Maersk y TTIA, principales operadores de Algeciras. En Barcelona, además de la multinacional danesa, el listado de compañías se extiende a Grimaldi, Autoterminal, Best, Balearia, Coma i Riba, Ergransa, Hijos de José María Masiques, Sammer y Setram.
En el de Valencia, se han añadido al pacto, además de Maersk, Noatum, MSA, VTE, Trasmediterránea y Grimaldi. También hay algunos acuerdos en los puertos de Las Palmas y Tenerife, Pontevedra y Castellón.
Por contra, el seguimiento de los paros siguió siendo del 100% en los puertos de Alicante, Almería, Cádiz, Castellón, A Coruña, Ferrol, Motril, Huelva, Málaga, Melilla, Cartagena, Avilés, Marín, Vigo, Santander, Tarragona, Bilbao, y en una terminal de Valencia y en otra de Barcelona.
FRACTURA EMPRESARIAL.
Se trata de puertos en los que operan las empresas que se están resistiendo a aceptar el acuerdo que ofrecen los sindicatos de la estiba, entre las que figuran algunas de las mayores españolas, como Bergé y Alvargonzález.
Esta división, y el hecho de que los sindicatos hayan dejado de lado la patronal, está provocando una fractura en la parte empresarial. De hecho, tres compañías, las citadas Bergé y Alvargonzález, además de Algeposa, se dieron de baja de Anesco este miércoles, según indicaron a Europa Press en fuentes del sector.
De su lado, los sindicatos de estibadores aseguran estar satisfechos con el resultado dato y los pactos que están sumando con su nueva estrategia, según indicaron a Europa Press en fuentes de Coordinadora de Trabajadores del Mar, que reiteraron su intención de trasladar todos los acuerdos a un convenio colectivo estatal para adaptar el actual a la reforma del sector aprobada por el Gobierno en mayo.
SUBROGACIÓN Y BAJADA DE SUELDO.
En virtud del acuerdo que están firmando con los estibadores, de cuatro páginas, las empresas se comprometen a particiar en los nuevos centros portuarios de empleo (CPE), las ETT's en que se convertirán las sagep, firmas de las que hasta ahora dependen los estibadores, y a subrogar a estos trabajadores y permitir que participen en la formación y acceso a profesión.
De su lado, los estibadores se avienen a bajarse un 10% el suelo y a aceptar cambios en los turnos y la organización de los trabajos para mejorar la competitividad, según se indica en el acuerdo, al que tuvo acceso Europa Press.
El acuerdo no incluye por tanto el ajuste de personal al que la patronal Anesco condicionaba la subrogación y, por contra, contempla medidas que la asociación rechazó por ilegales en la asamblea que celebró el pasado viernes.
La nueva jornada de paros parciales está prevista para este viernes, 23 de junio, y aún hay programados otros cuatro paros parciales de 48 horas en las dos próximas semanas, ante los que los sindicatos de la estiba mantienen su intención de secundar los paros en las instalaciones de las empresas con las que aún no tengan un acuerdo.
Con el rechazo de los sindicatos a seguir reconociendo a Anesco como interlocutor en la negociación supuso un nuevo vuelco en el conflicto de la estiba, que se extiende ya más de cuatro meses y que, una vez que el Ejecutivo logró aprobar la reforma legal, actualmente se circunscribe a la negociación colectiva.