Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La prima de riesgo no da tregua y se sitúa por encima de los 480 puntos

La crisis de la deuda se expandeEFE

La prima de riesgo italiana se sitúa en 514 puntos básicos

La prima de riesgo española no da tregua el día que comienza oficialmente el traspaso de poderes entre el Gobierno en funciones y el futuro Ejecutivo de Mariano Rajoy. Este miércoles, la prima ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a los alemanes se situaba por encima de los 480 puntos básicos, con un interés superior al 6,6%.
En concreto, el 'spread' entre la deuda española y la alemana alcanzaba los 481,3 puntos básicos, tras haber abierto la sesión en 473,9 puntos básicos, con un rendimiento del 6,678%.
Por su parte, la prima de riesgo italiana se situaba en 514 puntos básicos, tras iniciar la jornada en 491,8 puntos básicos, con un rendimiento del 7,012%.
Asimismo, la deuda francesa alcanzaba un diferencial de 169,6 puntos básicos, con un interés del 3,566%, tras iniciar la sesión en 158,6 puntos básicos.
El repunte de la prima de riesgo española se produce el mismo día que la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría, se reúne con el ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, para escenificar el traspaso de poderes entre el Gobierno saliente y el nuevo Ejecutivo de Mariano Rajoy.
La cita se produce cuando aumentan las presiones desde Europa para que el futuro jefe del Ejecutivo adopte más medidas en el menor tiempo posible.
El martes, la canciller alemana, Angela Merkel envió un telegrama a Rajoy en el que destacaba el "mandato claro" que le han dado los españoles para llevar a cabo "reformas rápidas" en estos "momentos difíciles" para España y Europa.
Mientras, la agencia de calificación crediticia Fitch considera que el nuevo Gobierno liderado por Mariano Rajoy tendrá que aprobar medidas adicionales de austeridad para cumplir con los objetivos de déficit establecidos y recomienda al Ejecutivo que aproveche su mayoría absoluta para proponer un "ambicioso y radical" programa de reformas estructurales.