Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Duro Felguera confía en superar la "tormenta perfecta" sufrida y ve un "futuro esperanzador"

Ninguno de los accionistas presentes en la junta general del grupo ejerce su derecho a formular preguntas
El presidente de Duro Felguera, Ángel Antonio del Valle, ha dicho este jueves, en su discurso en la junta general de accionistas celebrada en Oviedo, que la contratación de este semestre ha sido sensiblemente superior a la de igual periodo del año anterior, lo que hace que siga confiando en un "futuro esperanzador".
Todo ello, ha manifestado, tras haber sufrido la sociedad un escenario de "tormenta perfecta", debida a "causas imprevisibles y de imposible control" en diferentes proyectos desarrollados por todo el mundo, incluido el hecho de que a pocos meses de firmar el proyecto de ciclo combinado de Brasil, por valor de 800 millones de euros, hace poco más de dos años, entrase ese país en crisis, lo que ha dificultado hasta la fecha el cierre financiero de ese proyecto.
En 2016, con pérdidas de 18 millones ha sido un "mal año", según ha reconocido, Del Valle, que se ha referido a la decisión del Consejo para activar medidas para la mejora de la liquidez, mediante desinversión en activos inmobiliarios, así como acometer medidas de ahorro en gastos de estructura. También han reforzado el equipo gestor.
Los malos datos obedecen fundamentalmente a tres razones, según el directivo: los acontecimientos imprevistos de final de obra del ciclo combinado de Manchester (Reino Unido) y los elevados costes financieros y los costes de los arbitrajes actualmente en curso.
Además, los gastos financieros han sido muy elevados, debido a los intereses tanto de la deuda bancaria en euros, como de la deuda en pesos asociada al proyecto de Vuelta del Obligado (Argentina). Mientras, los costes de los arbitrajes en curso también han supuesot importes relevantes, aunque forman parte de las reclamaciones efectuadas y pendientes de resolución.
En la actualidad Duro Felguera tiene pendientes de resolución varios litigios, entre los que destacan el del proyecto minero de Roy Hill en Australia, el de la central eléctrica Vuelta de Obligado, cuyo arbitraje será resuelto en Argentina y los de diversos proyectos de manejo de minerales en India cuyos fallos judiciales están aún sin resolver.
Pero además, el proyecto de Termocentro, en Venezuela, tiene todavía un saldo pendiente de 83 millones, a los que habría que añadir otros 16 millones por trabajos ejecutados pendientes de facturar.
Las circunstancias mencionadas han llevado a la compañía a mantener negociaciones con entidades financieras para solicitarles acompasar sus necesidades de liquidez y el vencimiento de la deuda al plan de negocio.
El total de cobros pendientes y reclamaciones en proceso de arbitraje alcanza un importe cercano a los 500 millones. Del Valle ha añadido que "a lo largo del actual año y principalmente de 2018 deben cerrarse positivamente buena parte de las incertidumbres comentadas".
"Lógicamente, esta negociación ha afectado a la situación financiera de la compañía y de modo importante a la consecución de contratos en estos últimos meses", ha comentado Del Valle, que ha explicado que en estos casos las entidades exigieron la realización de un examen profundo por un experto independiente.
"Lo que pretendo decirles es que situaciones como la que estamos sufriendo en los últimos meses deben ser acometidas sabiendo que el factor tiempo es crítico, y por esa razón, este consejo, desde el primer momento, puso a disposición de las entidades financieras un cualificado equipo negociador, con asesores externos, y ofreció su total disponibilidad para facilitarles la información necesaria", ha apuntado el presidente de Duro Felguera.
A pesar de esas dificultades de los últimos meses, ha comentado que la sociedad ha conseguido "logros importantes" en contratación que dan pruebas de la "confianza" del mercado, ha añadido el directivo. En este sentido, se ha referido a importantes contratos que se han firmado en los últimos meses, como el de la empresa Romgaz con 245 millones de euros, el de ciclos combinados en Argentina por 108 millones y uno en Dubai para una central eléctrica por valor de 204 millones de euros.
POSICIÓN ESTRATÉGICA
En su discurso, Del Valle también se ha referido al mandato que han dado al banco de inversión Rothschild para el reforzamiento de la posición estratégica de la compañía mediante cualquier mecanismo que fortalezca la solvencia y facilite el crecimiento futuro, así como recabar su apoyo en la renegociación de la deuda con los bancos acreedores.
También se ha reforzado el equipo gestor, principalmente con la incorporación de José Carlos Cuevas como nuevo director Económico-Financiero y de Miguel Zorita como nuevo asesor del Consejo en el proceso de reestructuración financiera.
En relación al proceso de reestructuración, las entidades financieras han propuesto a la compañía la firma de un 'acuerdo de espera' o 'standstill' para el aplazamiento del pago de la duda hasta que se alcance un acuerdo definitivo con ellas, que se está estudiando y que podría ser firmado en próximas fechas.
En la junta de accionistas de este jueves, la gestión del Consejo de Administración en el ejercicio 2016 resultó aprobada. Se reeligió como consejero a Del Valle, a Inversiones Somió, a Inversiones El Piles, a Inversiones Río Magdalena.
También se ratificó el nombramiento como consejero de Ricardo Córdoba y se nombró consejera a Elena Cabal Noriega y se reelegió a Acacio Faustino Rodríguez como consejero externo.
AMPLIACIÓN DE CAPITAL
La junta de accionistas también aprobaron autorizar al Consejo de Administración para que, dentro del plazo máximo de cinco años, sin necesidad de convocatoria ni acuerdo posterior de la junta de accionistas, acuerde, en una o varias veces, el aumento de su capital social en la cantidad máxima de 40.000.000 euros, poniendo en circulación para ello nuevas acciones ordinarias.
También se facultó al Consejo para emitir emitir valores negociables en una o en varias veces y para que pueda adquirir a título oneroso y por cualquier medio admitido en derecho, en una o varias veces, acciones de la Sociedad hasta un máximo del diez por ciento (10%) del capital social o la cifra máxima que resulte de aplicación conforme a la normativa vigente en el momento de adquisición, sin que nunca el valor nominal de las acciones adquiridas directa o indirectamente, sumándose al de las que ya posean la Sociedad y sus filiales supere el diez por ciento (10%) del capital suscrito, o cualquier otro que legalmente se establezca.
La junta directiva tenía previsto un turno de preguntas para los accionistas presentes que así lo deseasen. Sin embargo, ninguno de los que asistieron solicitó ejercitarlo.