Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los grupos presentan 18 vetos a los Presupuestos en el Senado y preparan miles de enmiendas parciales

El proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 ha recibido este viernes 18 vetos en el Senado de los grupos parlamentarios del PSOE, Unidos Podemos, ERC (uno como grupo y 12 senadores individualmente), Compromís, PDeCAT y EH Bildu, que se debatirán el próximo martes en el Pleno del Senado y previsiblemente rechazados por la mayoría absoluta del PP en la Cámara Alta.
El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, defenderá previsiblemente el texto de Presupuestos elaborado por el Gobierno en el debate previsto para el martes por la tarde, en el que se debatirán los 18 vetos a las cuentas públicas de 2017 por parte de los portavoces de todos los grupos parlamentarios.
No obstante, con toda seguridad los vetos serán rechazados gracias a la mayoría parlamentaria que ostenta PP en la Cámara Alta, con 149 senadores 'populares' del total de 266, por lo que el proyecto de Presupuestos continuará su tramitación parlamentaria en la Comisión de Presupuestos.
VETOS A LOS PRESUPUESTOS.
El portavoz socialista de la Comisión de Presupuestos en el Senado, Juan María Vázquez, ha explicado en declaraciones a Europa Press que el rechazo de su grupo a los Presupuestos se debe a que "no dan respuesta ninguna" a conseguir una recuperación para "los que más han sufrido durante la crisis", por lo que ha presentado un veto general y 14 vetos a las secciones.
Vázquez ha criticado que el proyecto "no es justo con las clases medias" porque "se les ha puesto más impuestos y se les ha quitado prestaciones y servicios", al tiempo que ha recordado que las jubilaciones solo crecerán un 0,25% cuando el IPC rondará el 2% este año y ha lamentado la pérdida de poder adquisitivo de los funcionarios al contar con un alza salarial del 1% y una ausencia de fondos nuevos para dependientes.
De igual forma, ha advertido de que la previsión de ingresos de los Presupuestos está "sobrevalorada" en unos 6.000 millones, por lo que cree que no se cumplirá el objetivo de déficit, y ha urgido a equiparar la recaudación a la media europea, que se sitúa siete puntos por encima de la española.
"El PP quiere un país con poco Estado, con poco ingreso público", ha denunciado, señalando que el aumento de ingresos reportaría unos 80.000 millones que serían "suficientes" para pagar la sostenibilidad de las pensiones y los servicios públicos. En cuanto a la lucha contra el fraude, ha advertido de que los 100 millones de aumento en esta partida serán "imposible" de acometer porque el articulado lo hace "imposible".
El Grupo Socialista en el Senado prevé presentar alrededor de una decena de enmiendas parciales nuevas para su debate en la Comisión de Presupuestos, que se sumarán a las casi 1.900 que presentó a las cuentas públicas durante su paso por el Congreso.
Por su parte, el portavoz de Unidos Podemos de Presupuestos en el Senado, Ferrán Martínez, ha indicado a Europa Press que el veto del grupo Unido Podemos-En Comú Podem-En Marea a los Presupuestos, y a prácticamente todas las secciones del mismo, se debe a que un recorte de 5.000 millones en el gasto que supondrá "consolidar los recortes de los últimos años e implementar nuevas políticas antisociales".
Martínez ha denunciado también que los ingresos previstos por el Gobierno están "sobreestimados" y que se producirá un incumlimiento de los objetivos de déficit del Estado y de la Seguridad Social por un modelo laboral impulsado por el PP "de precariedad y temporalidad", y la pérdida de poder adquisitivo de los jubilados.
El veto de la formación 'morada' a las cuentas públicas también se explica porque dejan a "buena parte de la población fuera del crecimiento" y no se sustentan medidas para acometer un cambio del modelo productivo, ante un recorte del 20% de las inversiones, por lo que "aumentará la vulnerabilidad de la economía", en un contexto de recuperación "lenta, débil e incompleta". Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea prevé presentar alrededor de 1.600 enmiendas parciales.
De su lado, ERC ha registrado este viernes la propuesta de veto general a los Presupuestos Generales y 12 vetos individuales, ya que cada senador del grupo parlamentario ha presentado su propio veto. También ha presentado veto a las diferentes secciones de los presupuestos.
Los senadores republicanos consideran que "los presupuestos mantienen la histórica carencia de inversión" en sus respectivos territorios y "perpetúan el expolio de nuestro territorio hipotecando así el progreso económico y social de la población".
Además, denuncian que "mantienen los recortes sociales, mientras sube por ejemplo un 30% el gasto militar", están elaborados desde "falsas previsiones de crecimiento" y "siguen sin garantizar el Estado del bienestar. "Los Presupuestos reducen la inversión territorial en Cataluña, perpetuando el expolio social y territorial", añaden desde ERC, que presentará más de 600 enmiendas parciales.
A su vez, el senador de Compromís en la Comisión de Presupuestos, Carles Mulet, ha indicado que el veto del grupo parlamentario valenciano se debe a la "agresión continua" a la Comunidad Valenciana, con unas cuentas públicas que prevén que la inversión por habitante en la región sea de 119 euros, muy por debajo de la media, que es de 185, un "expolio que ocurre de forma continuada desde hace 25 años".
"Profundizan en un modelo económico que no apuesta por la recuperación económica de las personas, sino que apuestan por el derribo de derechos", denuncia Compromís, que prevé presentar unas 450 enmiendas parciales en el Senado.
A su vez, el PDeCAT ha registrado también un veto general y calcula que presentará más de 800 enmiendas parciales a los Presupuestos, al tiempo que EH Bildu ha registrado otro veto y prepara también su batería de enmiendas parciales.
Por su parte, ninguno de los partidos que respaldaron el proyecto de Presupuestos ha registrado veto general hasta este viernes, cuando terminada el plazo, si bien Ciudadanos prevé presentar enmiendas la próxima semana, mientras que PNV lo descarta, según informaron a Europa Press desde ambos grupos parlamentarios.
SIGUE LA TRAMITACIÓN.
Tras la ronda de comparecencias de altos cargos del Gobierno esta semana y la finalización del plazo de presentación de propuestas de veto generales y a las secciones del proyecto de Presupuestos este viernes, la tramitación continuará la próxima semana. El plazo de presentación de enmiendas se prolonga hasta las 18.00 horas del lunes 12 de junio.
Así, el debate en Pleno de las propuestas de veto generales y a las secciones tendrá lugar en la sesión plenaria que comenzará el martes 13 de junio, de forma que la reunión de la Ponencia y el dictamen de la Comisión están previstos para la semana del 19 de junio.
Los senadores tendrán como plazo para presentar los votos particulares hasta las 12.00 horas del viernes 23 de junio, y la tramitación en el Pleno de la Cámara Alta se producirá en la sesión plenaria del lunes 26 de junio.
De esta forma, el proyecto de Ley será debatido y votado la última semana de junio y, si no se introducen enmiendas en las cuentas, quedará aprobado de manera que no será necesario que vuelva al Congreso. Esta es precisamente la intención del Gobierno, que el texto no incorpore ningún cambio para evitar que el proyecto presupuestario tenga que ser ratificado posteriormente en la Cámara Baja.
Cualquier modificación que se introduzca en el Senado, donde el PP cuenta con una cómoda mayoría absoluta, debería ser ratificada después por el Congreso, y se volvería a repetir la votación tan ajustada de esta semana, ya que el PP cuenta con una mayoría de 176 votos, frente a los 174 votos en contra del proyecto presupuestario.