Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los precios de la exportación mantuvieron su caída del 2,8% en julio

La tasa anual del Índice de precios de exportación (Iprix) cayó en julio un 2,8%, el mismo descenso que registró en junio, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).
En tasa mensual, los precios industriales de exportación ascendieron 0,2% en julio respecto al mes precedente.
Por destino económico de los bienes, el sector industrial con mayor influencia positiva fue el de bienes intermedios, que presentó una tasa del -2,9%, dos décimas superior a la de junio, debido a la subida de los precios de producción de metales preciosos y de otros metales no férreos, frente al descenso de julio de 2015.
A pesar del aumento en tasa anual de este sector, cabe reseñar el descenso de la tasa de fabricación de productos químicos básicos, compuestos nitrogenados, fertilizantes, plásticos y caucho sintético en formas primarias, debido a que sus precios suben menos este mes que el año anterior.
Entre los sectores industriales con influencia negativa destacan los bienes de equipo, que disminuyeron su variación anual dos décimas, hasta el -1,1%, a consecuencia del descenso en los precios de la fabricación de vehículos de motor, que subieron en julio del año pasado, así como la energía, con una tasa del -22,1%, casi un punto inferior al mes pasado, debido a que los precios de la producción, transporte y distribución de energía eléctrica subieron en julio menos que en 2015.
La tasa de variación anual del índice general sin energía se mantuvo estable en el -1,6%, con lo que continúa más de un punto por encima de la del Iprix general.
Por destino económico de los bienes, el sector industrial con mayor repercusión mensual positiva en el índice general fue el de los bienes intermedios, con una variación del 0,6%. Destaca en esta evolución el aumento de los precios de la producción de metales preciosos y de otros metales no férreos y, en menor medida, de la fabricación de productos básicos de hierro, acero y ferroaleaciones.
También ejerció influencia positiva el sector de bienes de consumo no duradero, que presentó una tasa mensual del 0,2% a consecuencia, principalmente, del incremento de los precios del procesado y conservación de carne y elaboración de productos cárnicos.
Por su parte, entre los sectores industriales con repercusión negativa en el índice general destacan la energía, que situó su tasa en el -0,8%, debido al descenso de los precios del refino de petróleo. Destaca también, aunque en sentido contrario, la subida de los precios de la producción, transporte y distribución de energía eléctrica.
El Índice de Precios Industriales del mercado interior y exterior, que se obtiene como agregación del Índice de precios industriales (Ipri) y del Iprix, presentó una tasa anual del -4,1% en julio, una décima inferior a la registrada en junio.
Por su parte, la tasa de variación anual del índice general sin energía fue del -0,9%, con lo que se sitúa más de tres puntos por encima de la del Ipri+Iprix general.
LOS PRECIOS DE LA IMPORTACIÓN CAYERON UN 4,3%
Por otro lado, el Índice de precios de importación (Iprim) registró una tasa anual del -4,3% en julio, más de un punto superior a la de junio. La variación mensual fue del 0,3%.
Entre los sectores industriales con más influencia en el aumento de la tasa anual de este Índice destaca la energía, con una variación anual del -15,7%, casi cuatro puntos superior a la del mes anterior, debido al incremento de los precios de la extracción de crudo de petróleo y gas natural, frente al descenso registrado el año anterior. También influyó la bajada de los precios de las coquerías y refino de petróleo, menor que la registrada en 2015.
Los bienes intermedios presentaron una tasa del -3,1%, cuatro décimas superior a la registrada en junio, a causa, fundamentalmente, de las subidas de los precios de la extracción de minerales metálicos, frente a las bajadas de julio de 2015.
Por su parte, los sectores con influencia negativa fueron los bienes de equipo, cuya variación disminuye dos décimas hasta el 0,0%, y los bienes de consumo duradero, que situaron su tasa en el 0,1%, siete décimas por debajo de la de junio.
La tasa de variación anual del índice general sin energía aumentó una décima, hasta el -1,2%, con lo que se situó más de tres puntos por encima de la del Iprim general.
En un análisis más detallado, entre las divisiones con más influencia en el aumento de la tasa anual del Iprim destacan la extracción de crudo de petróleo y gas natural, que aumentó su tasa tres puntos y medio, hasta el -14,0%, debido al incremento de sus precios el pasado mes, frente al descenso de julio de 2015.
Las coquerías y refino de petróleo, se incrementaron cinco puntos, hasta el -21,5%, a causa de la bajada de los precios de esta industria este mes, menor que la registrada el año anterior, mientras que la tasa de la extracción de minerales metálicos se situó en el -5,0%, más de seis puntos y medio por encima de la del mes pasado, a consecuencia de la subida de los precios de esta actividad en julio, frente a la bajada de 2015.
Por destino económico de los bienes, entre los sectores industriales con repercusión positiva en el Iprim general destacan los bienes de consumo no duradero, con una variación mensual del 0,8% debido, principalmente, al aumento de los precios de la industria de la alimentación y de la industria del tabaco, así como los bienes intermedios, con una tasa del 0,5% a consecuencia de la subida de los precios de la extracción de minerales metálicos y la metalurgia; fabricación de productos de hierro, acero y ferroaleaciones.