Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las ventas de perfumería y cosmética crecerán un 1,2% en 2016 en España y Portugal

El valor del mercado ibérico de perfumería y cosmética repuntó en 2015 un 1,2%, hasta los 4.832 millones de euros, impulsado por la mejora del consumo privado y de la coyuntura económica, según datos ofrecidos por el Observatorio Sectorial DBK de Informa, que estima que en 2016 se mantendrá la tendencia positiva con un incremento del 1,2%, hasta los 4.890 millones de euros.
En concreto, el mercado español creció un 1,5%, hasta los 4.029 millones de euros, mientras que en Portugal se mantuvo la tendencia a la baja, con una caída del 0,5%, situándose en 803 millones de euros.
El segmento de productos para el cuidado de la piel es el más importante, suponiendo el 28% de las ventas globales en España y Portugal en 2015, situándose a continuación los productos de aseo (26%), los de cuidado del cabello (19%), los perfumes y fragancias (18%) y la cosmética decorativa (9%).
En 2015 se mantuvo el ascenso de las exportaciones españolas, las cuales alcanzaron los 2.958 millones de euros, un 7% más que en 2014 y un 60% por encima de la cifra registrada en 2009, mientras que las ventas en el exterior de Portugal crecieron un 7% en 2015, tras dos años consecutivos de caídas, situándose en 155 millones de euros.
Portugal, Alemania, Reino Unido, Francia y Estados Unidos son los principales destinos de las exportaciones españolas, en tanto que España, Angola y Reino Unido destacan como los mercados exteriores más importantes para las empresas lusas.
En 2015, operaban en el sector alrededor de 380 empresas, de las cuales unas 280 se ubicaban en España y el resto en Portugal. La estructura empresarial presenta una notable concentración de la oferta, de forma que las cinco mayores empresas alcanzaron en 2015 una cuota de mercado conjunta en España en torno al 40%, mientras que en Portugal la participación de las cinco primeras fue del 36%.
Alrededor del 65% de las firmas españolas están localizadas en Cataluña y Madrid, mientras que en Portugal, más del 40% tiene su sede en la zona de Lisboa, destacando también, con cerca de un 30%, la zona Norte.