Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno no subirá las pensiones con arreglo al IPC

El Gobierno no compensará a los pensionistas la subida del IPC de este año incumpliento la 'linea roja' que el presidente Mariano Rajoy había establecido. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado que el Ejecutivo no podrá asumir en 2013 una actualización de las pensiones del 1,9%, porcentaje correspondiente al IPC de este año, por lo que sólo se subirán las pensiones, con carácter general, un 1% para el próximo año, salvo las inferiores a 1.000 euros mensuales, que se incrementarán un 2%. Éste último incremento afectará a más 6,6 millones de pensionistas, el 70 por ciento del total. La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha indicado que "esta decisión nos pone en el camino de cumplimiento del déficit público" en lo que ha llamado "el año más difícil de salida de la crisis económica", aunque no ha querido asegurar que el déficit público se vaya a cumplir. Lo considera una "decisión dolorosa" y, en principio, "sólo para el ejercicio 2012".

"Con esta decisión, estamos en la senda de cumplimiento del objetivo de déficit público. Es un objetivo irrenunciable. La prioridad de país es hoy cumplir el déficit público para poder salir de la crisis y crear empleo en España", ha insistido la ministra, que ha querido mandar "un mensaje de tranquilidad" a los pensionistas porque sus prestaciones "están garantizadas".La medida forma parte del Real Decreto-ley de medidas de consolidación y garantía del sistema de la Seguridad Social aprobado este viernes por el Consejo de Ministros.
La Seguridad Social utilizará 4.000 millones de la 'hucha de las pensiones', el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, para pagar las prestaciones de aquí a final de año. La ministra de Empleo y Seguridad Social ha resaltado que la pérdida de tres millones de cotizantes a la Seguridad Social ha generado tensiones de liquidez en el sistema en parte, debido a los aplazamientos a empresas, y ha explicado que la situación se va a agravar en el último mes del año, cuando el Gobierno tiene que pagar la mensualidad de las pensiones y la extra de Navidad. Estos dos conceptos, según Báñez, supondrán para el Estado unos 15.000 millones de euros, lo que obliga al Gobierno a recurrir al Fondo de Reserva para hacer frente al pago.
Objetivo, cumplir el déficit público
"Con esta decisión, estamos en la senda de cumplimiento del objetivo de déficit público. Es un objetivo irrenunciable. La prioridad de país es hoy cumplir el déficit público para poder salir de la crisis y crear empleo en España", ha insistido la ministra, que ha querido mandar "un mensaje de tranquilidad" a los pensionistas porque sus prestaciones "están garantizadas".
Ésta es la segunda vez que el sistema recurre al Fondo de Reserva después de que en el mes de septiembre utilizara algo más de 3.000 millones para afrontar problemas de liquidez. Asimismo, en verano, el Gobierno utilizó 4.600 millones del Fondo de Prevención y Rehabilitación de las Mutuas para hacer frente a la paga extra de verano a la que tiene derecho los pensionistas.
   La ministra de Empleo y Seguridad Social ha explicado que el Gobierno, a través de un decreto para garantizar la sostenibilidad de la Seguridad Social, ha modificado la limitación fijada para obtener recursos del Fondo (del 3%) con el objetivo de recurrir al mismo cuando sea necesario.
   A partir de ahora, el límite de la disposición de los recursos del fondo será "el equivalente al importe del déficit que pongan de manifiesto las previsiones de liquidación de la intervención general de la Seguridad Social".
   En cualquier caso, Báñez ha garantizado que el Gobierno sólo recurrirá al fondo para financiar las pensiones contributivas y siempre que se produzcan situaciones de déficit, como ahora, cuando el Gobierno utilizará el cambio para disponer de 4.000 millones del fondo para pagar las pensiones en diciembre.
Las pensiones están garantizadas
   La titular de Empleo ha recordado que el Fondo de Reserva se creó en el año 1997 para garantizar el pago de las pensiones y el funcionamiento del sistema de Seguridad Social, y que el único objetivo de recurrir al mismo es garantizar el pago de las pensiones.
   "Hay que mandar ese mensaje de tranquilidad", ha dicho Báñez, tras asegurar que el Gobierno acude al fondo "con responsabilidad" y aseverar que los pensionistas de hoy y de mañana tienen garantizadas sus prestaciones.
Paga extra de los funcionarios
Sobre la decisión del País Vasco de pagar la extra a sus funcionarios, la vicepresidenta ha anunciado que el Consejo de Ministros ha decidido plantear una cuestión por conflicto de competencias por esta decisión del Gobierno vasco. Acudirá al Tribunal Constitucional.
Artur Mas, tema en la rueda de prensa
Respecto a otros temas tratados en la rueda de prensa, la vicepresidenta del Gobierno ha recordado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, su obligación de cumplir con los planes de ajuste comprometidos y que son los que han permitido a esta CCAA acceder al fondo de proveedores o al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) para poder pagar los vencimientos de la deuda. "Tiene que ser muy consciente de esas prioridades a la hora de elegir sus opciones", apostilló.
Huelgas
Ante la huelga de Iberia, Soraya Sáenz de Santamaría ha pedido un "esfuerzo de diálogo, de entendimietno y de búsqueda de soluciones" ya que es un sector muy ligado "a nuestra situación económica" y sus resultados "nos afectan como país".
Indulto de los Mossos
La vicepresidenta también se ha pronunciado sobre la carta de 200 jueces en contra del indulto a los Mossos condenados por torturas. Ha señalado que el Gobierno respeta la opinión jueces pero "en este país funciona la separación de poderes, cada uno tiene sus competencias" y lo que el Ejecutivo ha hecho es "sustituir una condena por otra atendiendo a las peticiones de los afectados y su entorno".