Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La patronal constructora Anci pide invertir 10.000 millones en infraestructuras en 2018

La patronal de medianas constructoras Anci ha pedido al Gobierno incluya partidas económicas por importe de entre 8.000 y 10.000 millones de euros para invertir en infraestructuras públicas en los Presupuestos Generales del Estado de 2018.
Así lo reclamó el presidente de la asociación, Jaime Lamo de Espinosa, quien considera que el Gobierno debería plantear muy seriamente "tocar las partidas de infraestructuras" en los Presupuestos del próximo año deberían si este ejercicio se cumple con el déficit.
"Habría que hacer un esfuerzo muy importante", ha reivindicado durante la primera jornada del 'III Foro global de ingeniería y obra pública. Caminos al futuro', que se celebra este martes y miércoles en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).
En este sentido, Lamo de Espinosa ha asegurado que "el problema" de las infraestructuras y las obras públicas en España "no es la digitalización, el problema simplemente es que no hay inversión pública". Esta situación, ha añadido, está generando "problemas de empleo", por lo que, a su juicio, "tiene tal importancia que conviene centrar la atención sobre este punto".
"Las cifras actuales de inversión no tienen ninguna razón de ser. Es muy duro, pero es así", ha dicho el presidente de Anci, quien se ha quejado de que en 2016 la inversión pública en España "se redujo un tercio" en este ámbito y que aunque esta situación "podría haberse empezado a corregir" en los PGE 2017, la inversión este año es, tal y como ha concretado, de 7.540 millones de euros, "con una reducción del 20,5 por ciento".
"VAMOS EN CAÍDA LIBRE".
"Por tanto, vamos en caída libre y esto afecta a las empresas, a la competitividad, al sector y al empleo", ha alertado Lamo de Espinosa en este Foro Global, quien ha criticado que la licitación de obras públicas "va a estar en mínimos históricos". Por ello, ha lamentado que "nadie puede esperar una recuperación del sector en una situación como la actual".
Del mismo modo, ha comentado que "se da la imagen de que todo está absolutamente construido y ya no es necesaria más obra civil", pero ha apostillado que, sin embargo, "hay mucho por hacer".
Ha reivindicado que las infraestructuras son "el sector productivo con mayor capacidad de generación económica", el segundo tras la agricultura en creación de empleo y el que "requiere menos importaciones". "En esas condiciones, tratándose además de una inversión que acumula activos, me parece que hay que invertir la tendencia presente y habría que trabajar en planes de infraestructuras para los años 2018 y siguientes", ha proclamado.
"LA INGENIERÍA ESPAÑOLA DEBE REPRESENTAR UN PAPEL FUNDAMENTAL"
Por su parte, el presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Juan Lazcano, ha defendido que "la ingeniería española debe representar un papel fundamental" porque las obras favorecen una "mejora de la competitividad", entre otros motivos.
Lazcano ha mencionado algunos de los retos de futuro del sector, como el "esfuerzo" para mantener la vida útil de las infraestructuras, la provisión de infraestructuras inteligentes, la potenciación del uso del Big Data o la garantía de resiliencia. A su juicio, todos estos retos "requieren" nuevos paradigmas de inversión.
De su lado, el secretario de Construcción y Servicios de CC.OO, Vicente Sánchez, ha hecho hincapié en la necesidad de invertir en las infraestructuras relacionadas con el sector turístico, la gestión de residuos y con el agua, un ámbito en el que, ha advertido, o se "empiezan a hacer inversiones o España dejará de ser un país competitivo".