Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición se une en el Congreso para pedir el fomento del autoconsumo

La mayoría de los grupos parlamentarios del Congreso --Unidos Podemos-En Comú-Podem-En Marea, PSOE, Ciudadanos, ERC, PDECat y Compromís-- se han unido para presentar una proposición de ley para el fomento del autoconsumo eléctrico.
En concreto, la mayoría parlamentaria registrará su iniciativa legislativa este miércoles, un día antes de que el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, comparezca ante la comisión del ramo para explicar la subida de la luz.
La iniciativa pactada por la mayoría parlamentaria ha sido acordada con la participación de las organizaciones sociales vinculadas a esta demanda, que exige que se reconozca el derecho a autoconsumir energía eléctrica en España "sin ningún tipo de cargo".
UN NUEVO PASO DE LA OPOSICIÓN
El pasado 20 de diciembre el Pleno del Congreso de los Diputados aprobó una moción de Ciudadanos que demandaba al Gobierno avanzar en la transición energética marcada por Bruselas hacia un modelo de energías limpias y la supresión del llamado 'impuesto al sol'.
Con anterioridad, el Gobierno había vetado la iniciativa de Ciudadanos sobre"medidas urgentes de fomento del autoconsumo eléctrico.
El Gobierno aprobó en octubre de 2015 el decreto que regula las condiciones administrativas, técnicas y económicas para el suministro y la producción de electricidad con autoconsumo.
La normativa estableció que quienes producen y consumen su propia energía sin estar conectados a la red eléctrica no han de asumir ningún coste del sistema eléctrico, pero sí que los autoconsumidores conectados contribuyesen a los costes generales del sistema.
Estos se refieren sobre todo a la solidaridad con los sistemas extrapeninsulares donde la generación es más cara, la deuda generada en el pasado, los incentivos a las renovables y los costes de respaldo.