Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las ventas minoristas de joyería y relojería cerrarán 2016 con un incremento del 3,4%

Las ventas minoristas de joyería y relojería cerrarán 2016 con un incremento del 3,4%, hasta alcanzar los 1.650 millones de euros, impulsadas por el favorable comportamiento del consumo privado y de la actividad turística, según los datos provisionales ofrecidos por el Observatorio Sectorial DBK de Informa.
En concreto, el negocio generado por las cadenas especializadas es el que muestra un mayor dinamismo, con tasas de variación situadas en el 6% en 2015 y 2016. Así, la cifra de ventas prevista para el cierre de este último año se sitúa en 880 millones de euros, lo que supone el 53% del total.
Por su parte, el volumen de negocio de los comercios independientes mantiene una trayectoria de descenso, habiendo finalizado 2016 con una caída provisional del 1% y un valor de 465 millones de euros.
Respecto a las grandes superficies y otros tipos de establecimientos, estos registran una evolución similar al conjunto del mercado con crecimientos de alrededor del 3%, y con un valor previsto conjunto de unos 300 millones de euros en 2016.
El informe destaca que los artículos de joyería y bisutería reúnen en torno a la mitad del mercado total, seguidos de los productos de relojería, con el 45%, mientras que el 5% restante corresponde a otros artículos, principalmente de platería y complementos.
Las previsiones de mantenimiento del incremento del consumo privado permiten anticipar que el valor del mercado crezca un 3% en 2017, alcanzando los 1.700 millones de euros.
A finales de 2015, el número de puntos de venta especializados en la venta minorista de joyería y relojería se situó en 9.400, cifra que ha mantenido una tendencia a la baja en los últimos años. Alrededor de una cuarta parte de los puntos de venta se encontraban integrados en cadenas, participación que registra una tendencia de crecimiento.
El grado de concentración de la oferta tiende a aumentar como consecuencia de la progresiva desaparición de establecimientos independientes.
De esta forma, las cinco primeras empresas reunieron en 2015 de forma conjunta el 35% del valor del mercado, en torno a dos puntos porcentuales más que la participación que tenían en 2013.