Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las ventas minoristas de Reino Unido avanzan un 2,3% en abril e impulsan a la libra

El volumen del comercio minorista de Reino Unido se expandió en abril un 2,3% con respecto al mes anterior, frente al 1% que esperaban los analistas, según datos publicados este jueves por la agencia oficial de estadística británica (ONS).
De esta forma, tras haber registrado un retroceso en los tres primeros meses de 2017 del 1,4%, lo que supuso la primera caída desde 2013 y la mayor en siete años, las ventas minoristas de Reino Unido vuelven al alza.
El comercio minorista subyacente, descontando las ventas de combustibles para automóviles, experimentó un incremento del 2% frente al mes anterior y hasta un 4% si se compara con el mismo periodo del ejercicio precedente.
En este sentido, la ONS indicó que los datos mensuales suelen ser "muy volátiles" y que todavía no se puede afirmar que el patrón de crecimiento, especialmente el subyacente, haya cambiado de rumbo.
La agencia explicó que uno de los factores que alentó a los británicos a salir a la calle y realizar más compras ha podido ser el "mejor tiempo" del mes de abril.
Los británicos en su conjunto gastaron semanalmente en el comercio online 1.000 millones de libras (1.170 millones de euros), lo que supone un incremento del 19% con respecto al mes anterior. La cantidad gastada en compras a través de internet representó el 15,6% de todos los gastos en el comercio al por menor británico.
Por otro lado, el precio medio de las tiendas mostró un fuerte repunte en los últimos meses, de hecho, según la ONS el ritmo de crecimiento es el mayor desde 2010.
En abril, sin embargo, los precios medios cayeron hasta el 3,1%, desde el 3,3% del mes anterior.
Estos datos están impulsando hoy a la libra esterlina, que se ha llegado a apreciar un 0,4%, hasta alcanzar los 1,3020 dólares en su cambio con el 'billete verde', de manera que ha alcanzado un nivel que no tocaba desde hace seis meses.