Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La banca minorista europea avisa de que tipos bajos prolongados arriesgan la estabilidad financiera

Fainé pide evitar la "sobrerregulación" y medidas para sostener el crecimiento y el empleo
Las cajas de ahorros y bancos retail de la Asociación Europea de Cajas de Ahorros y Bancos Minoristas (ESBG en sus siglas en inglés) han reclamado una normalización de los tipos de interés, al advertir de que una política "prolongada" de tipos "extremadamente bajos o negativos "como los actuales supone un riesgo para los clientes bancarios y pymes, y "potencialmente" para la estabilidad financiera.
La junta directiva de la ESBG, que suele reunirse dos veces al año, ha acordado la elaboración de un documento de apoyo del crecimiento económico que se divulgará entre las diferentes autoridades y grupos de interés.
En dicho documento se abordan medidas estructurales en tres pilares esenciales: la importancia de la banca local, una mejor regulación y la aportación de la banca minorista al crecimiento y el empleo.
Las entidades bancarias de la ESBG han reivindicado que forman parte de la "columna vertebral" de la economía europea, siendo una de las principales fuentes de financiación de familias y pymes. Los miembros de la ESBG concedieron en 2015 un total de 500.000 millones de euros en créditos a las pequeñas y medianas empresas europeas que suponen el 99% del tejido productivo de la Unión Europea y un tercio del empleo privado.
"El fortalecimiento de la capacidad de financiación de la banca minorista es una forma de promover el crecimiento económico en Europa", han afirmado en un comunicado.
La ESBG promueve un sector bancario europeo diverso que respete la oferta de servicios financieros de proximidad y orientados al cliente minorista, como palanca de la economía real. "Para ello es necesario preservar la cercanía con el cliente, seña de identidad del modelo de negocio de las cajas de ahorros y bancos minoristas. La supervisión bancaria debe saber adaptarse a esta diversidad de modelos de negocio, para ser realmente eficaz", ha señalado.
Además, plantea una reflexión global sobre el impacto acumulado de todas iniciativas de las diferentes autoridades internacionales y europeas, como son el Consejo Europeo de Resolución, el Mecanismo Único de Supervisión Europeo y el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea.
EFECTOS ADVERSOS DE LA OLEADA LEGISLATIVA.
"La actual oleada legislativa podría tener un efecto adverso en los bancos más locales, especialmente a la hora de conceder más crédito a hogares y pequeñas y medianas empresas", ha explicado, para después considerar que la legislación europea se debe basar en el principio de la "proporcionalidad".
En este sentido, el presidente de ESBG y CECA, Isidro Fainé, ha defendido aumentar el reconocimiento del "importante papel" que las cajas de ahorros y bancos minoristas desempeñan en el desarrollo de las economías locales.
EL RETO DIGITAL.
Fainé ha abogado por evitar la "sobrerregulación", abordar el reto digital y poner en marcha medidas económicas y monetarias que sostengan el crecimiento y el empleo. "Son cuestiones esenciales para el negocio bancario", ha avisado.
El comité de presidentes y la junta directiva de ESBG se reúnen este jueves y viernes en la sede de CECA en Madrid. Las reuniones estarán presididas por Fainé y a ellas acudirán, entre otras personalidades, el presidente de la Asociación de Cajas de Ahorros Alemanas (DSGV por sus siglas en alemán), Georg Fahrenschon, el presidente de la Asociación de las Cajas de Ahorros Austriacas, Gerhard Fabisch, y Chris De Noose, director general de la ESBG.
En las reuniones de la ESBG en Madrid tendrán lugar encuentros con autoridades españolas con destacadas responsabilidades internacionales, como el subgobernador del Banco de España y próximo presidente del Instituto de Estabilidad Financiera, Fernando Restoy; el director de la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (SEPBLAC) y, desde el pasado julio, presidente del GAFI, Juan Manuel Vega; y José María Fernández, director general del Tesoro del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y consejero del Banco Europeo de Inversiones
ESBG agrupa a 900 entidades bancarias de más de 21 países, que priorizan los servicios financieros a familias y pymes. Las entidades de crédito asociadas a la ESBG prestan servicios a más de 178 millones de clientes en Europa.