Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ministro de Fomento quiere concretar para febrero los accesos del TAV a las tres capitales vascas

Dice que aceptar los soterramientos no se ha hecho por la negociación presupuestaria, sino como "muestra de compromiso" con los vascos
El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, propondrá al Gobierno vasco y a los ayuntamientos de la capitales de Euskadi mantener tres reuniones técnicas en enero para debatir sobre los accesos a esas ciudades del Tren de Alta Velocidad (TAV), con el objetivo de que se concreten en febrero. Además, ha asegurado que aceptar los soterramientos para el acceso a las capitales, no se ha hecho por la negociación presupuestaria, sino como "muestra de compromiso" del Estado con los ciudadanos vascos.
En una entrevista concedida al diario El Correo, recogida por Europa Press, De la Serna ha explicado que el próximo mes quiere pasar "a la negociación política, pactar los diseños definitivos y establecer una hoja de ruta para no perder más el tiempo".
En todo caso, ha apuntado que, para soterrar los accesos a Bilbao y a Vitoria, no se plantea "grandes desembolsos", pero realizará "un esfuerzo porque el Gobierno vasco y los ayuntamientos también van a hacerlo".
Tras reconocer que un año de Gobierno central en funciones "ha condicionado mucho" y el impacto ha sido "muy negativo" para el TAV, ha señalado que este periodo de interinidad es el causante, en "buena parte", de que haya problemas técnicos porque no había "margen de maniobra". "Darles solución es prioritario en esta legislatura", ha asegurado.
El ministro ha reconocido que los plazos de finalización del TAV pueden estar en los que señaló hace poco el Gobierno vasco, sobre 2022 ó 2023. No obstante, ha asegurado que tratará de que se "multipliquen los esfuerzos para acortar al máximo" esos plazos.
Asimismo, ha apuntado que, si las obras del nudo de Bergara no interfieren en el tramo Vitoria-Bilbao, se planteará abrirlo. En cuanto a las estaciones, ha apuntado que, si se espera a que la estación de la capital vizcaína esté "totalmente adaptada" para la legada de la alta velocidad, se iría a plazos que "nadie desea". "Lo ideal sería ejecutarla en dos fases y que la primera contemple la construcción de la infraestructura ferroviaria", ha indicado.
"LA LEALTAD DEL GOBIERNO VASCO"
Iñigo de la Serna ha afirmado que el Gobierno vasco "está actuando con una lealtad exquisita" que es de "alabar". "Ratifica que debemos responder con compromiso", asevera.
Preguntado sobre si el TAV se ha convertido en una parte "importantísima" del proceso negociador entre PNV y el PP, el ministro ha dicho que eso no puede decirlo él. "La negociación está empezando ahora y el objetivo de tener presupuesto durante el primer trimestre de 2017", ha añadido.
En este sentido, ha explicado de aceptar los soterramientos "no se ha hecho pensando en una negociación presupuestaria", sino como "muestra de compromiso del Estado con los ciudadanos vascos". Tras señalar que él considera que las relaciones entre los Gobiernos central y vasco "avanzan", ha precisado que harán "lo imposible para que sigan dando sus frutos".