Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Bolsa celebra la compra de bonos del BCE y el apoyo de Merkel a Rajoy

La Bolsa de MadridEfe

El Ibex cierra con una subida del 4,91% y reconquista los 7.800 puntos

La prima de riesgo ha bajado a 447 puntos a cierre bursátil en Europa

El Ibex ha celebrado con una subida del 4,91% la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de comprar bonos soberanos, buena noticia para España que ha apuntalado la canciller alemana Angela Merkel con su apoyo a las reformas y a la política económica de Mariano Rajoy. Las palabras del presidente del BCE, Mario Draghi, no han decepcionado esta vez al mercado, que ya daba por descontada la compra ilimitada de deuda soberana a corto plazo, y han permitido que la prima de riesgo de España baje a 447 puntos a cierre bursátil en Europa.
El selectivo madrileño ha reconquistado la cota de los 7.800 enteros, con lo que recupera los niveles que marcaba a principios de abril, y se ha anotado la mayor subida de Europa, donde las principales plazas también han festejado la decisión del BCE.
Aunque con menos euforia que en Madrid, las compras también han cundido en Milán (+4,3%), París (+2,85%), Francfort (+2,71%) y Londres (+2,01%), mientras que en el mercado de divisas el euro ha avanzado en su pulso frente al dólar y marcaba 1,2630 'billetes verdes' al cierre en el Viejo Continente.
Solo dos valores del Ibex -BME (-2,13%) y Bankia (-1,01%)- se perdieron la fiesta, de la que disfrutaron especialmente Mapfre (+10,38%), Repsol (+7,29%) y Sabadell (+6,96%).
Entre los 'blue chips', las mayores ganancias se las llevaron Iberdrola (+6,6%), Inditex (+5,39%) y Telefónica (+5,32%), aunque también reconquistaron mucho terreno positivo BBVA (+5,29%) y Santander (+4,6%).
"Ha habido muchas noticias y todas han sido muy buenas", explica la experta de Selfbank Victoria Torre, en alusión a la subasta del Tesoro español, a las palabras de Draghi y Merkel e incluso a los datos procedentes del otro lado del Atlántico, como el informe de empleo privado de EEUU.
Para la experta, cabían pocas posibilidades de que Draghi no cumpliera las expectativas del mercado a la luz de los detalles de la compra de deuda que habían trascendido y de los esfuerzos acometidos por España, entre ellos la última reforma financiera para recibir el rescate bancario europeo de 100.000 millones de euros para recapitalizar la banca.
La prima de riesgo, en niveles de mayo
La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes se situaba tras el cierre de los mercados europeos en 447 puntos básicos, con una rentabilidad del 6,074%, lo que supone un una caída de más de cincuenta puntos respecto a la apertura y relaja el dieferencial a niveles del pasado mes de mayo, gracias a la confirmación de que el BCE compará bonos soberanos de España si el Gobierno pide el rescate.
En concreto, los 447 puntos marcados al cierre de mercados representa la prima de riesgo más baja de los bonos españoles desde el pasado 11 de mayo, mientras que el interés del 6,074% es el menor desde mediados de junio, en contraste con el diferencial de 499,1 puntos de la apertura.
Asimismo, el alivio de la intervención del presidente del BCE se ha hecho sentir en las rentabilidades ofrecidas por los bonos españoles a más corto plazo, ya que el interés de la deuda a dos años bajaba al 3,178%, mientras que el interés de los bonos a un año se situaba en el 3,021%.
 Mario Draghi ha confirmado este jueves que el BCE comprará deuda soberana de los países en crisis de la eurozona con el objetivo de garantizar la "irreversibilidad" del euro, aunque esta intervención estará sujeta a "estrictas condiciones", supervisadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), y deberá ir precedida por una petición de ayuda al fondo de rescate de la UE por parte de los Gobiernos beneficiarios.