Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'ladrillo' empleará al 10% de la población activa en cinco años, frente al 7% actual

El sector inmobiliario elevará en los próximos cinco años su volumen de trabajadores en relación a la población activa, de forma que pasará a copar el 10% del total, según se desprende de una encuesta realizada por la consultora KPMG.

Esta tasa es tres puntos superior al porcentaje del 7% que actualmente emplea el sector, pero se queda aún lejos del 14% que copó en 2008, antes del fin del auge del sector y del estallido de la 'burbuja'.
En concreto, según el sondeo que la firma ha realizado entre más de un centenar de expertos entre inversores, entidades financieras, empresas del sector y el sector público, el 55% de los encuestados calcula que el negocio inmobiliario dará empleo a entre el 7% y el 10% de la población activa en el próximo lustro. Otro 35% incluso considera que llegará a dar trabajo a entre el 10% y 15%.
De hecho, el 68% de los preguntados estima necesario que el empleo en el sector del 'ladrillo' alcance dicha tasa del 10% de la población activa para que "su recuperación se haga patente".
En cuanto a esta esperada recuperación del sector inmobiliario, dos tercios de los encuestados no prevén que tenga lugar antes de un año. De hecho, más de la mitad (el 56%), calcula que aún será necesario un plazo de más de dos años para que acabe de absorberse la actual oferta.
Por contra, por lo que a la demanda se refiere, un tercio (el 35% del total) estima que ya se ha recuperado o lo hará antes de doce meses, y otro 45% estima que tendrá lugar entre uno y dos años.
Los expertos consultados por KPMG auguran así que en los próximos cinco años el sector inmobiliario volverá a aumentar su peso en el PIB.
Según el 58% de los encuestados, en este periodo pasará a suponer un porcentaje de entre el 10% y un 15%, frente al del 10% que representa actualmente. Otro 23% estima que incluso puede llegar a aportar entre el 15% y el 20% de la riqueza nacional.
En cualquier caso, la contribución del negocio inmobiliario a la economía española ni siquiera se acercará a la cota del 22% del PIB que acaparó en 2007, el ejercicio precio a la crisis.
No obstante, el 70% de los expertos que participa en el estudio coincide en señalar que para considerar que el sector se ha recuperado debe pasar a suponer un 15% del PIB en el horizonte del próximo lustro.
ESPAÑA, DESTINO DE INTERÉS
La encuesta de KPMG revela que, casi con unanimidad, la práctica totalidad (el 94%) de los encuestados destaca que España es actualmente un destino de interés para la inversión inmobiliaria.
Además, siete de cada diez apuntan a que el inversor de 'calidad', de "valor añadido", ganará protagonismo en este sector "frente a inversores oportunistas". De hecho, el 83% considera que actualmente se da "el mejor momento" para que este capital de 'calidad' entre en el sector.
De igual forma, el 86% de los preguntados rechaza que se pueda volver a repetir un modelo de financiación del negocio inmobiliario, sustentado en el apalancamiento, como el registrado antes de la crisis.