Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La justicia europea se pronuncia este martes sobre la anulación del acuerdo comercial con Marruecos

España apoya el recurso presentado por la UE contra la sentencia que anuló la aplicación del pacto comercial en el Sáhara
El abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) publicará este martes las conclusiones preliminares sobre el recurso interpuesto por la UE contra la anulación del acuerdo comercial agrícola y de productos pesqueros concluido en 2012 entre el bloque comunitario y Marruecos por incluir al Sáhara en su aplicación.
Aunque la opinión del abogado general no es una sentencia firme sobre el caso, el dictamen final del Tribunal de Justicia de la UE, que se presentará en los próximos meses, suele seguir estas conclusiones en la mayoría de los casos.
El TUE anuló el pasado 10 de diciembre la aplicación del acuerdo comercial entre la UE y Marruecos sobre medidas recíprocas de liberalización del comercio de productos agrícolas, productos agrícolas transformados, pescado y productos de pesca al incluir en su aplicación al Sáhara Occidental. No obstante, el acuerdo sigue en vigor en relación a los territorios de Marruecos.
En aquel dictamen, el tribunal europeo concluyó que el acuerdo "no garantiza" en sí que la explotación de recursos del Sáhara beneficie a sus habitantes, dado que "en este sentido es completamente neutro, limitándose notablemente a facilitar la exportación hacia la UE de los productos del Sáhara occidental".
Además, la sentencia recodaba que la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara occidental no está reconocida ni por la UE ni por sus Estados miembro ni por la UE", así como que no existe ningún "mandato internacional susceptible de justificar la presencia marroquí sobre este territorio".
Sin embargo, el Consejo de la UE presentó en marzo un recurso de casación contra la sentencia del TUE. En el caso también se han personado, a favor del recurso presentado por la UE, España, Bélgica, Alemania, Francia y Portugal.
Así, el Consejo de la UE esgrime entre sus argumentos varios motivos "basados en errores de Derecho". Entre ellos, considera que la sentencia del Tribunal General de la UE incurrió en un error de Derecho al concluir que el demandante en primera instancia, el Frente Polisario, tenía derecho a recurrir ante los tribunales comunitarios.
En la misma línea, el recurso de la UE sostiene que el TUE cometió otro error en su dictamen al declarar que el Frente Polisario "estaba afectado directa e indirectamente"por la decisión, así como al basar la anulación "en un motivo que no fue invocado" por el Polisario y sobre el que "el Consejo no tuvo ocasión de defenderse".
De la misma forma, el recurso presentado defiende que el TUE incurrió en un error de Derecho al declarar que el Consejo de la UE estaba obligado a examinar el posible impacto de las actividades de producción de los productos cubiertos por el acuerdo en los derechos humanos de la población del Sáhara.
Por último, considera un error que la sentencia subraye que el Consejo de la UE estaba obligado a analizar que no existían indicios de explotación de recursos naturales que pudiera realizarse en detrimento de los habitantes del Sáhara y menoscabando sus derechos fundamentales.