Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cada vez más jubilados comparten piso para recortar gastos

Un grupo de jubilados españoles disfrutan de su tiempo jugando al dominóEFE

Cada vez más jubilados comparten piso para ahorrar gastos y combatir la soledad, según un estudio de pisos.com sobre el dinero que destinan los trabajadores retirados al pago de la vivienda. El informe pone de manifiesto que la crisis no sólo ha significado un ajuste de los precios de la vivienda, sino también de los sueldos y las pensiones.

"No es de extrañar que en los últimos años haya crecido el número de jubilados que comparte piso, ampliando el perfil de una fórmula antes reservada a estudiantes", ha afirmado el director general de pisos.com, Miguel Ángel Alemany, que ha precisado que los jubilados no sólo buscan hacer frente a la soledad, sino recortar los gastos de la vivienda.
De hecho, pisos.com calcula que con una pensión media por encima de los 940 mensuales, una cuota hipotecaria media de 561 euros y una renta media de alquiler en 620 euros, "el acceso a la vivienda se ha convertido en algo difícil para muchos jubilados españoles".
Así, según pisos.com, en ninguna autonomía es posible cumplir con las recomendaciones de organismos como el Banco de España, que aconsejan no destinar más del 35% del sueldo mensual al pago del préstamo hipotecario o al alquiler. Y es que, según pisos.com, los jubilados españoles necesitarían comprometer cerca del 60% de su pensión a la hipoteca y casi dos tercios al alquiler.
Por comunidades autónomas, el estudio apunta que Madrid es la región que se lo pone más difícil a los pensionistas, que deben destinar el 80% y el 91% de su pensión al pago de la hipoteca y al alquiler, respectivamente.
En el caso de las hipotecas, tras Madrid se sitúan Baleares, Cataluña, Galicia y Andalucía. En el lado opuesto se encuentran Extremadura, Asturias, Castilla-La Mancha, Murcia y Navarra.
Por lo que respecta al arrendamiento, las comunidades en las que los pensionistas tienen que gastar más son, junto a Madrid, Baleares, País Vasco, Comunidad Valenciana y Cataluña. En el otro lado de la tabla se sitúan Asturias, Aragón, Extremadura, Castilla-La Mancha y Castilla y León.