Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 73% de los jóvenes trabajadores menores de 25 años tiene un contrato temporal, según UGT

El sindicato advierte de que casi 600.000 jóvenes menores de 25 años se encuentran en desempleo, cifra que supera los 1,5 millones en el caso de los menores de 35 años. La tasa de paro juvenil en España sobrepasa más del 40%.
Más de la mitad de los jóvenes trabajadores menores de 30 años, en concreto el 56%, tiene un contrato temporal, porcentaje que se eleva hasta el 73% en el caso de los menores de 25 años, según denuncia UGT en un informe sobre empleo juvenil con datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre.
UGT subraya que el descenso de la población joven ocupada y la disminución de la tasa de actividad juvenil demuestra que los jóvenes están saliendo de España o apartando del sistema por las "escasas posibilidades de encontrar empleo".
El informe refleja que, durante el primer trimestre del año, de los 776.900 asalariados menores de 25 años contabilizados, sólo 213.100 tenían un contrato indefinido. La contratación a tiempo parcial, por su parte, supone el 23% de la contratación entre los jóvenes, con un aumento del 2,2% respecto a la cifra del primer trimestre de 2016.
"El Gobierno está recuperando cuantitativamente el empleo a costa de una mayor precariedad para los jóvenes. Para el Ejecutivo de nuestro país, la disminución del desempleo es positiva, sea como sea el modelo de empleo que se está generando", critica el sindicato.
Por ello, UGT ha reclamado este martes un plan de choque por el empleo juvenil, en el marco del diálogo social, con el fin de fomentar empleos y salarios dignos para este colectivo. El sindicato quiere que el Ejecutivo destine los recursos del Plan de Garantía Juvenil a fomentar las ofertas de empleo y formación de calidad, a través de la colocación inmediata en un puesto vacante por parte de los servicios públicos de empleo.
"Hay que impulsar el empleo de calidad y con derechos para la juventud de nuestro país, desterrando la idea del 'todo vale' para este colectivo. Los jóvenes deben tener las mismas condiciones de trabajo que el resto de los asalariados", defiende el sindicato.