Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La intervención del BCE relaja el riesgo de Italia a mínimos anuales

La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos italianos con vencimiento a diez años en comparación con sus homólogos alemanes se relajaba este martes a su nivel más bajo desde el pasado mes de diciembre tras confirmarse que el Banco Central Europeo (BCE) compra más deuda transalpina a través de su QE de la que correspondería en función de la clave de capital de cada uno de los países.
De este modo, el diferencial entre el interés del bono italiano a diez años y el del 'bund' se estrechaba hasta los 151 puntos básicos, la menor brecha desde el 19 de diciembre de 2016 y lejos de los 214 puntos básicos de distancia del pasado 18 abril, después de que el interés de la deuda italiana haya caído al 1,967%, su mínimo desde el pasado 27 de junio.
Los datos publicados este lunes por el BCE confirmaron que la entidad presidida por Mario Draghi había adquirido durante el pasado mes de julio más bonos italianos de los que en principio le correspondería en función de la clave de capital, el capital desembolsado por los bancos centrales nacionales.
En julio, la institución adquirió bonos soberanos de Italia por importe de 9.623 millones de euros, el 18,5% del total comprado durante el mes, por encima de la clave de capital del 17,5% que correspondería al país transalpino en el programa de compra de deuda pública (PSPP), según las estimaciones del Banco de Italia.
Desde el comienzo de este programa de compra de deuda pública, el BCE ha adquirido bonos de Italia por un total de 283.709 millones de euros, una cifra equivalente al 17% de los 1,69 billones adquiridos.