Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El interés de la deuda europea repunta a máximos desde julio por las dudas sobre los bancos centrales

La rentabilidad exigida en el mercado secundario a los bonos soberanos europeos con vencimiento a diez años registra una nueva jornada al alza tras el fuerte repunte del final de la semana pasada ante las dudas de los inversores sobre los siguientes pasos de los bancos centrales.
De este modo, el bono alemán con vencimiento a diez años, que el pasado jueves ofrecía una rentabilidad del -0,123%, escalaba en la apertura de los mercados europeos a su nivel más alto desde finales de junio, con un interés del 0,041%.
A su vez, el interés del bono español a diez años subía hasta el 1,110%, frente al 0,998% del comienzo del día, su mayor rentabilidad desde el pasado 28 de julio, en contraste con el 0,901% del pasado jueves.
Este incremento de la rentabilidad de la deuda también se observaba en el caso de los bonos italianos a diez años, que llegaban al 1,300%, frente al 1,050% del jueves, su mayor interés desde el 21 de julio, mientras los bonos portugueses escalaban al 3,247%, frente al 2,937% del jueves pasado, en máximos desde el 15 de julio.
El BCE decidió mantener el pasado jueves el tipo de interés de referencia para sus operaciones de refinanciación en el 0%, mientras que la tasa de la facilidad de depósito continuará en el -0,40% y la de la facilidad de préstamo en el 0,25%.
Asimismo, la institución indicó que su programa de compra de activos por importe de 80.000 millones de euros al mes seguirá "hasta final de marzo de 2017 o hasta una fecha posterior si fuera necesario, y en todo caso, hasta que observe un ajuste sostenido de la senda de inflación que sea compatible con su objetivo de inflación".
Por su parte, recientes comentarios de miembros de la Reserva Federal de EEUU no han despejado las dudas sobre qué decisión adoptará el próximo 21 de septiembre el banco central estadounidense.