Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las pymes y las inmobiliarias españolas acusaron más la crisis que sus homólogas europeas, según BdE

((Esta noticia sustituye a la anterior sobre el mismo tema por un error en el titular, disculpen las molestias))
Las pymes y los sectores inmobiliario y de la construcción fueron en el plano empresarial los principales damnificados de la crisis económica y financiera que padecieron las empresas no financieras en España entre los años 2008 y 2012, según un artículo elaborado por el Banco de España (BdE), que subraya que, en términos de beneficios, rentabilidad y endeudamiento, las compañías españolas acusaron la 'Gran Recesión' de un modo más intenso que sus homólogas europeas.
No obstante, a partir de 2013, esta tendencia se empezó a revertir, de modo que la recuperación de la actividad de las compañías españolas fue más intensa en promedio que en otras economías de la zona euro, por lo que los resultados que presentaron desde entonces permitieron que se fueran reduciendo las diferencias previas con respecto al resto de los países de la unión monetaria.
En el documento, la institución cruza información de unas 700.000 empresas españolas durante los años 2005 y 2015 para llegar a la conclusión de que en los dos primeros años de la crisis la rentabilidad ordinaria del activo de las empresas españolas cayó hasta el 4,2%, dos puntos porcentuales por debajo del nivel experimentado por las economías centrales de la zona euro.
De hecho, en el caso de las pequeñas y medianas empresas españolas, la rentabilidad en 2008 y 2009 llegó a caer hasta el 1,3%, frente al 6,1% de los países de Europa Central. A pesar de experimentar un repunte más intenso que sus homólogas europeas en los años de la recuperación, la rentabilidad se situaba en 2015 en el 3%, valores reducidos respecto a los países del centro del Viejo Contiente (6,4%).
CONSTRUCCIÓN Y SECTOR INMOBILIARIO
Entre los diferentes sectores, el BdE destaca el "fuerte deterioro" de la rama de la construcción y servicios inmobiliarios en España, cuando se llegaron a alcanzar rentabilidades agregadas negativas, mientras que el sector industrial y comercial experimentaron una evolución más volátil y "marcadamente procíclico".
No obstante, la institución gobernada por Luis María Linde subraya que la rentabilidad de las empresas españolas ha conseguido situarse por encima de las de los países periféricos de la unión monetaria tras el paso de la crisis.
En términos de endeudamiento y carga financiera, el BdE incide en que a pesar de las tendencia de desapalancamiento que predominó en las empresas durante la crisis, la "fuerte contracción" de los ingresos se tradujo en un notable incremento de la carga financiera, aunque estos indicadores mejoraron a partir de 2013, tras la mejoría económica en un contexto de bajos tipos de interés.
No obstante, el incremento fue más acusado en las pymes, donde el indicador aumentó en 18 puntos porcentuales entre 2005 y 2012, hasta superar el 33%., "muy por encima del resto de las pequeñas y medianas empresas de la zona euro durante esos años", precisa el organismo.
Asimismo, la carga financiera en la construcción y el sector inmobiliario llegó a situarse en 2013 ligeramente por encima del 70%, mientras que en los países centrales de la eurozona se mantuvo "casi siempre" por debajo del 30%.