Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ingresos tributarios se elevaron un 11% en el primer cuatrimestre tras crecer un 21% en abril

La recaudación en el primer pago fraccionado del Impuesto de Sociedades se duplica y la del IVA sube un 12,2% en abril
El secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, ha avanzado este lunes que la recaudación tributaria se incrementó un 11% en el primer cuatrimestre, tras crecer un 21% en el mes de abril, con una evolución "espectacular" del primer pago fraccionado del Impuestos de Sociedades, que se duplicó respecto al año pasado.
Así lo ha adelantado Fernández de Moya durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso para explicar las cuentas de 2017, en la que ha detallado que los ingresos tributarios se incrementaron un 21% en abril, con un alza tanto en retenciones del trabajo (+7,1%), como en la recaudación por IVA (+12,2%) e Impuestos Especiales (+5,7%).
Fernández de Moya ha destacado que el primer pago fraccionado del Impuestos de sociedades ha tenido una evolución "espectacular" en comparacion al año pasado, al registrar un incremento superior al 100% respecto al primer pago.
"La evolución pone de manifiesto el rigor de las previsiones recogidas en los Presupuestos", ha subrayado Fernández de Moya en declaraciones a los periodistas al término de su intervención, en las que ha calificado de "muy positivas" las cifras de recaudación del primer cuatrimestre, que además ponen en valor que España "está creciendo y generando empleo".
DESCARTA UN IMPUESTO A BEBIDAS AZUCARADAS ESTE AÑO
Preguntado por la posible creación de un impuesto a las bebidas azucaradas, tal y como se contemplaba en el borrador presupuestario remitido por el Gobierno a Bruselas el pasado mes de octubre, Fernández de Moya ha aclarado que no aparece en los Presupuestos y que "en 2017 ni se contempla ni está" previsto.
En su intervención, Fernández de Moya ha destacado que el escenario macroeconómico en el que se basa el proyecto de Presupuestos es "muy favorable", al contemplar un crecimiento del 2,5%, un "símbolo de estabilización de un crecimiento controlado, sostenible y duradero", y un déficit del 3,1% en 2018, con la previsión de salir del procedimiento de déficit excesivo en 2018.
En este sentido, ha valorado el "fuerte dinamismo" de la economía española, favorecido por esa reducción del déficit y las reformas estructurales de los últimos años. El cuadro macroeconómico contempla una prolongación de ese dinamismo con un patrón de crecimiento "más equilibrado" en demanda interna y externa, y la actualización que aprobará este viernes el Consejo de Ministros revisa en dos décimas al alza, hasta el 2,7% el crecimiento del PIB para este ejercicio.
LOS BENEFICIOS EMPRESARIALES CRECERÁN UN 10%.
En materia impositiva, Fernández de Moya ha indicado que los Presupuestos estiman un crecimiento de la base imponible agregada del 5,5%, frente al 4,3% del 2016, y que ya no se acusará impacto de reformas normativas que restaron ingreso años anteriores, sino que, al contrario, las medida previstas incrementarán la recaudación en Sociedades e IVA.
En este sentido, ha recordado que el impacto de la reforma tributaria acumulado en los ejercicios 2015 y 2016 alcanzó los 12.309 millones (9.300 millones en IRPF y otros 3.009 millones en Sociedades).
Para este ejercicio, el proyecto de Presupuestos prevé unos ingresos por IRPF de 78.027 millones, un 7,7% más; una recaudación de 24.399 millones en Sociedades, un 12,6% más, gracias a una estimación de un alza del 10% en los beneficios empresariales; otros 67.436 millones por IVA, un 7,3% más, y un total de 20.770 millones en Impuestos Especiales, un 4,6% más.
El resto del aumento de recaudación previsto para este ejercicio, cuando crecerá un 7,9%, se explica por limitaciones a la concesión de aplazamientos, cuya previsión es que aporte en torno 1.300 millones a los ingresos, ha apuntado Fernández de Moya.
FÍA LA MAYOR RECAUDACIÓN A LA LUCHA CONTRA EL FRAUDE.
De esta forma, los ingresos tributarios alcanzarán los 220.963 millones y el total de ingresos no financieros los 220.188, lo que supone unos 6.721 millones más que en 2016, un 3,1% más.
Esta mejora en la recaudación, ha explicado, se enmarca en un contexto de recuperación y a la contribución de las medidas en materia de lucha contra el fraude para la que se incluyen medidas en los Presupuestos.
En concreto, ha citado las medidas para la intensificación en las actuaciones de prevención y lucha contra el fraude que dotó a la Agencia Tributaria de mecanismos "más potentes" para estrechar el cerco contra el fraude fiscal y proporcionar nuevas fuentes de información.
También ha recordado la reforma del código penal y de la Ley General Tributaria que reguló los dictados de deudados tributarios con deudas pendientes y el esfuerzo de los "magníficos profesionales" de la AEAT que ha elevado el resultado en 2016 en 14.883 millones, la cifra más alta a excepción de 2015.