Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La inflación de la zona euro se mantiene estable en el 1,3% en julio

La tasa de inflación interanual de la zona euro se ha situado en julio en el 1,3%, con lo que se mantiene en el mismo nivel que el registrado en el mes de junio y en su nivel más bajo en lo que va de año, según el dato adelantado publicado este lunes por la oficina estadística europea, Eurostat.
De los principales componentes del índice, Eurostat adelanta que la energía vuelve a ser el que registró la tasa interanual más elevada, que además se incrementó desde el 1,9% de junio hasta el 2,2% en julio.
Por su parte, los precios los servicios subieron un 1,5% en julio en tasa interanual frente al alza del 1,6% registrada el mes anterior, mientras que los bienes industriales no energéticos aumentaron un 0,5%, una décima más que hace un año.
Asimismo, los precios de los alimentos, el alcohol y el tabaco aumentaron en tasa interanual un 1,4% por segundo mes consecutivo, después de que el incremento de dos décimas de la tasa interanual del alcohol, el tabaco y la comida procesada (+1,8%) fuera compensado por el descenso de cuatro décimas de los alimentos no procesados (+0,6%).
De este modo, la inflación subyacente, que excluye la volatilidad de la energía y los alimentos frescos, experimentó en julio una subida del 1,3%, frente al 1,2% de junio. En el caso de excluir únicamente el precio de la energía, la inflación de la eurozona se mantuvo estable en el 1,2% por segundo mes consecutivo.
En el caso de España, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se situó en el 1,7% en tasa interanual, lo que supone una décima más que el mes anterior. De este modo, de confirmarse ambos datos, el diferencial de precios favorable a España respecto a la eurozona aumentaría hasta las cuatro décimas.