Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las indemnizaciones por despido tributarán por primera vez tras la reforma fiscal

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha informado en rueda de prensa de que las indemnizaciones por despido tributarán más tras la entrada en vigor de la reforma fiscal del Gobierno, aunque contarán con un mínimo exento de 2.000 euros por año trabajado, lo que equivale a un sueldo de 20.000 euros. Para una indemnización de 40.000 euros, por ejemplo, 18.000 euros tributarán. Montoro admite que está abierto al diálogo con los agentes sociales para tratar este cambio. Suben también los impuestos de los ingresos por alquiler, la bonificación se reduce del 60 al 50% de los ingresos y del 100% al 50% si el piso está alquilado a una persona menor de 35 años. Pagarán también impuestos todos los dividendos que se cobren, hasta ahora los primeros 1.500 estaban exentos. En las deducciones por aportaciones a planes de pensiones baja el límite máximo de 10.000 a 8.000 euros. El Gobierno asegura que la recaudación subirá y no entra a valorar si las comunidades autónomas tocarán otros impuestos sobre los que ellas sí tienen competencias.