Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El imperio de Botín, bajo la dirección de su hija tras su muerte

Bajo la dirección de Emilio Botín el Santander se ha convertido en el mayor banco de la zona euro por capitalización bursátil y uno de los 13 mayores bancos del mundo, con 13 millones de clientes, 3,3 millones de accionistas y 187.000 empleados. Desde que asumió la presidencia, las acciones del banco se han revalorizado un 3.000%. Tuvo una política de compras muy agresiva. Los analistas consideran uno de los movimientos más acertados la compra de Abbey National en 2004, que le abrió la puerta al mercado del Reino Unido. Desde la entidad aseguran que el futuro del banco es alentador y que mantendrá la estrategia de negocios. Será su hija mayor Ana Patricia Botín, quien asuma la presidencia.