Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La huelga de estibadores vuelve a paralizar el Puerto de Santander

La huelga general de 48 horas convocada por los sindicatos de la estiba ha vuelto a paralizar este miércoles la actividad del Puerto de Santander en las operaciones de carga y descarga previstas en cuatro buques que han solicitado el servicio, según informó el comité de empresa de Sestisan, la patronal de la estiba en el Puerto santanderino.
El paro, que se extiende hasta el viernes, ha vuelto este miércoles a ser respaldado por todos los estibadores en servicio del Puerto de Santander.
La convocatoria afectará hoy a cuatro de los cinco buques en servicio en el puerto santanderino, ya que el Ferry, que tiene prevista su entrada a las 12.15 horas, se incluye en los servicios mínimos, que garantizan las operaciones de estiba y desestiba en las embarcaciones que transporten pasajeros, mercancías peligrosas o perecederas.
Por el contrario, la huelga sí paraliza hoy la actividad de carga y descarga de un buque con palés, uno que transporta azúcar a granel, otro con sacas de sosa y un barco con mineral bentonita.
Según ha precisado el representante sindical de UGT y presidente del comité de empresa de Sestisan, Pablo Gutiérrez, "como estaba previsto, la huelga es respaldada por todos los estibadores, como en todas las movilizaciones que ya se han llevado a cabo, porque todos tenemos muy claro que seguirá habiendo conflictividad mientras no se garanticen los puestos de trabajo".
"La patronal dice por activa y por pasiva que quiere garantizar la subrogación del empleo y el mantenimiento de las plantillas actuales de estibadores en los puertos españoles pero por ahora nada hemos visto al respecto porque el compromiso es meramente verbal y luego no se traduce en nada concreto en las negociaciones", ha denunciado.