Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las fintech no representan una amenaza para la estabilidad financiera, según el G20

Las fintech, empresas que usan las tecnologías de la información y la comunicación para ofrecer servicios financieros más eficaces y eficientes, actualmente no representan ningún riesgo para la estabilidad financiera mundial, si bien esta situación se podría revertir a medida que el sector continúe avanzando.
Así lo ha declarado el Consejo de Estabilidad Financiera (FSB, por sus siglas en inglés) en un informe publicado este martes en el que analiza las implicaciones de las fintech en el sector financiero, y sostiene que no hay ninguna evidencia de que haya que introducir de manera urgente nuevas reglas en la actividad bancaria.
Aunque el supervisor internacional cree que el tamaño de las fintech aún es todavía pequeño en comparación con el montante de inversión total que realiza la banca tradicional, el FSB "continuará con el monitoreo y discusión de las implicaciones, desarrollo y riesgos potenciales de las fintech".
De igual modo, a pesar de los potenciales riesgos que presentan las fintech, especialmente aquellos como la correlación y conexión de contingencias, el organismo creado por el G20 en 2009 afirma que también ofrecen muchos beneficios, como una mayor eficiencia, transparencia, competencia, crecimiento económico y resiliencia del sistema bancario.
En su estudio, el FSB identificó tres áreas como objetivos prioritarios a tener en cuenta para salvaguardar la estabilidad financiera: la gestión de los riesgos operacionales; los riesgos cibernéticos; y el seguimiento de contingencias macrofinancieras que puedan derivarse a medida que las fintech se desarrollen.
Finalmente, señala que es importante que los organismos de regulación bancaria y autoridades nacionales competentes "tengan en cuenta a las fintech en sus programas de evaluación de riesgos del sector bancario".