Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La deuda de las familias vuelve a bajar al caer en 7.433 millones en julio

La deuda de las familias volvió a bajar en julio al situarse en 718.211 millones de euros, lo que supone un 1% menos y 7.433 millones menos que el mes anterior, cuando subió por primera vez en el año, con 7.500 millones más, mientras que en tasa interanual registró un descenso del 2,1%, según datos del Banco de España.
Con todo, la deuda de las familias continúa en 2016 en niveles previos al inicio de la crisis económica, que ha llevado a los hogares a ir reduciendo paulatinamente los préstamos contraídos, gracias también a la caída de los tipos de interés y al abaratamiento de los créditos. En concreto, se mantiene en su nivel más bajo desde mayo de 2006 (700.885 millones de euros).
El descenso de la deuda de las familias en julio se debe, principalmente, al retroceso de los préstamos al consumo de los hogares, que disminuyeron un 3,8% en julio y repuntaron un 3,6% en tasa interanual, hasta los 166.279 millones de euros. Por su parte, los préstamos fuera de balance bajaron un 1,1% respecto al mes anterior, hasta los 8.702 millones.
Asimismo, el Banco de España registró un descenso del 0,14% de los préstamos para adquisición de vivienda, hasta los 551.932 millones de euros. En comparación con julio de 2015, estos créditos cayeron un 3,1%.
A pesar del descenso de la inversión de los hogares en vivienda durante los últimos años, el importe que las familias destinan a su hogar sigue ocupando la mayor parte de su endeudamiento, ya que supone el 77% del mismo.
LA DEUDA DE LAS EMPRESAS TAMBIÉN DISMINUYE.
Al igual que las familias, las empresas también redujeron su deuda en julio, como viene sucediendo a lo largo de todo el año, y la situaron en 900.881 millones de euros, lo que supone una caída del 0,08% respecto al mes anterior y un descenso del 4% frente julio de 2015.
La caída de la deuda empresarial se explica, fundamentalmente, por los valores distintos de acciones, que descendieron un 0,7% respecto al mes de junio, hasta situarse en 83.045 millones de euros, si bien registraron un incremento del 0,2% frente a julio de 2015.
El Banco de España también registró un leve repunte de los préstamos del exterior (+0,04%), hasta los 287.235 millones, un 2,3% menos en tasa interanual.
Por su parte, se observa un incremento de los préstamos de entidades de crédito residentes, que aumentaron un 0,2% en junio, mientras que en tasa interanual retrocedieron un 5,2%.