Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las fábricas españolas crean empleo al mayor ritmo desde mayo de 1998

La actividad del sector manufacturero en España ha experimentado un ligero retroceso en julio, según el índice PMI, que cayó hasta los 54 puntos desde los 54,7 de junio, su peor dato en cuatro meses, aunque las fábricas españolas crearon empleo a su mayor ritmo desde mayo de 1998.
Según el estudio, elaborado por IHS Markit, las firmas manufactureras españolas aumentaron sus plantillas al ritmo más acelerado de los últimos 19 años en julio a medida que las necesidades de producción continuaron al alza. No obstante, este repunte en la contratación se ha producido con un incremento de la producción y de los nuevos pedidos más comedido.
"Entre las medidas implementadas para mejorar la capacidad se incluyó un nuevo intenso incremento del empleo, el más marcado en más de 19 años", comentó al respecto Andrew Harker, director adjunto de HIS Markit, que agregó que este indicador, junto a las previsiones de una mayor expansión en los nuevos pedidos, fomenta el optimismo para observar incrementos de la producción en la segunda mitad de 2017.
A pesar de este ritmo en la creación de empleo, el crecimiento de la producción fue el más lento en los últimos nueve meses en julio, si bien continuó siendo "sólido". El ritmo de expansión de nuevos pedidos, por su parte, fue el más lento desde septiembre de 2016.
Además, los plazos de entrega de proveedores registraron su mayor deterioro en cuatro años como consecuencia de la "escasez" de algunas materias primas. Este aspecto también fue señalado por algunos fabricantes como el causante del menor ritmo de expansión en la producción.
Tanto los costes como los precios de venta se incrementaron en julio, poniendo fin a la tendencia de atenuación observada recientemente. De este modo, el alza en el precio de las materias primas, incluidos los cereales, el papel, los plásticos y el acero, originaron un "sólido" incremento de los precios cobrados a los clientes.
Por último, el sentimiento empresarial siguió siendo "intensamente positivo", gracias a una previsión de un aumento de los nuevos pedidos y una creciente capacidad.
ZONA EURO
Por su parte, el crecimiento del sector manufacturero del conjunto de la zona euro también se desaceleró ligeramente en julio, pues el índice retrocedió hasta el 56,6% en julio, desde el 57,4% de junio, nivel máximo de 75 meses.
No obstante, HIS Markit subraya que la actividad fabril de la eurozona se ha mantenido en expansión durante cuarenta meses consecutivos, más de tres años.