Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La estiba afronta una semana clave para la resolución del conflicto

Patronal y sindicatos se reúnen de nuevo el jueves tras lograr un principio de acuerdo la pasada semana
La estiba afronta una semana clave para encauzar y resolver el conflicto abierto en el sector hace cuatro meses, cuando a comienzos de febrero el Gobierno planteó su reconversión con el fin de liberalizarlo, adecuarlo a la normativa europea y evitar una multa.
El próximo jueves, 1 de junio, la patronal Anesco y los sindicatos de estibadores están convocados a una nueva reunión, que tendrá lugar tras el principio de acuerdo logrado en el encuentro del pasado lunes 23 de mayo.
Los sindicatos acuden a la reunión con intención de lograr el acuerdo, según seguró Antolín Goya, coordinador de Coordinadora de Trabajadores del Mar, principal sindicato de la estiba, esta semana.
No obstante, Coordinadora y el resto de sindicatos del gremio (UGT, CC.OO., CIG y CGT) mantienen aún convocados tres días de paros en los puertos, para los días 5, 7 y 9 de junio.
Además, la patronal Anesco enfrió la posibilidad de acuerdo al indicar que la reunión del jueves tiene como fin "constituir la mesa negociadora" con la que, según aseguró, "comenzará un complejo proceso hasta que se puedan alcanzar acuerdos".
A pesar de ello, la asociación empresarial acudirá al encuentro con una "amplia voluntad de diálogo" y con "soluciones que garanticen el empleo de los actuales estibadores", la que constituye principal reivindicación de este colectivo.
No obstante, también "exigió" que los sindicatos "cumplan los compromisos adquiridos en el principio de acuerdo alcanzado con la patronal a finales del pasado mes de marzo", aspectos ya asumidos por los estibadores y que conforman el preacuerdo del pasado lunes.
Se trata de aceptar bajar un 10% los salarios más altos del colectivo (de más de 2.230 euros mensuales, esto es, tres veces el salario mínimo interprofesional y un 5% más) y negociar cambios en la forma de organizar las jornadas y los turnos de trabajo para mejorar la competitividad den los puertos.
ESTIBADORES PIDEN A LAS EMPRESAS FORMAR CPE's.
No obstante, los sindicatos también solicitan el "compromiso" de la empresas de estiba de "permanecer" en los centros portuarios de empleo (CPE), las ETT's en las que se pueden convertir las actuales sociedades de gestión de estibadores (sagep), la firmas de las que dependían todos los estibadores y que, en la práctica, monopolizaban el sector.
Los estibadores quieren asimismo participar en la formación fijada para acceder a estibador, unas prácticas de 660 horas, el 75% de ellas en los puertos.
En caso de lograrse el acuerdo esta semana, tendría lugar apenas quince días después de que el pasado 18 de mayo el Gobierno lograra aprobar en el Congreso el Decreto Ley de reforma del sector en el segundo intento, tras ser tumbado el primer Decreto en marzo.
Asimismo, el acuerdo pondría fin a cuatro meses de conflicto en los que, pese a que los sindicatos finalmente no han secundado ninguno de los paros convocados, ha afectado a la actividad de los puertos. El trafico de carga cayó un 2,1% en marzo, mes clave del conflicto, con descensos de hasta el 15,7% en el puerto de Algeciras y del 2,2% en el de Valencia.