Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La flota atunera española recibe los primeros certificados Aenor de pesca responsable

Conservas Garavilla, Grupo Calvo, Ugavi de Túnidos, Albacora, Compañía Europea de Túnidos, Nicra 7 y Sant Yago reciben sus certificados
La flota atunera española agrupada en la Organización Productores Asociados Grandes Atuneros Congeladores (Opagac) ha recibido este jueves los primeros certificados de conformidad Aenor de Atún de Pesca Responsable (APR) del mundo.
En concreto, la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha sido la encargada de entregar siete certificados a Conservas Garavilla, Grupo Calvo, Ugavi de Túnidos, Albacora, Compañía Europea de Túnidos, Nicra 7 y Sant Yago, que suman 39 barcos.
La certificación de estas siete empresas miembros de Opagac es un "hecho único" en el mundo, según han informado en un comunicado. La norma APR pretende ser la base para desarrollar una norma de Comité Europeo de Normalización (CEN) y la organización espera que sirva de referente para que el mercado europeo exija estos estándares a las importaciones de atún.
Con esta certificación, las empresas armadoras garantizan a distribuidores y consumidores que el atún que comercialicen o consuman está respaldado por los mejores estándares posibles, incluso por encima de los requisitos legales actuales.
El certificado acredita el cumplimiento de los requisitos establecidos en la Norma española UNE 195006 'Atún de pesca responsable. Buques cerqueros congeladores', que garantiza las mejores prácticas en las siguientes áreas: control de la actividad de pesca, buenas prácticas en los buques atuneros para una pesca responsable, condiciones sociales y de seguridad en el trabajo, y control marítimo y sanitario.
De esta forma, la norma es la única del mundo que garantiza el cumplimiento de las mejoras prácticas en la triple vertiente socioeconómica, de control y medioambiental.
El director gerente de Opagac, Julio Morón, ha señalado que con "estas certificaciones, la norma UNE Atún de Pesca Responsable adquiere una nueva dimensión justamente un año después de su publicación y convierte a los buques atuneros españoles en abanderados de la sostenibilidad y la responsabilidad, diferenciando sus capturas para que tanto la distribución como los consumidores puedan a través de sus acciones de compra contribuir a este compromiso compartido".
Por su parte, el director de desarrollo de negocio de Aenor, Manuel Romero, ha explicado que para la concesión de esta certificación se ha seguido "una auditoría ajustada a los requisitos de la norma". "La garantía de un tercero independiente y reconocido aporta confianza en el compromiso de las empresas certificadas", ha indicado.
CUMPLIMIENTO DE EXIGENCIAS LABORALES
Para conceder este certificado, Aenor ha auditado que los buques atuneros cumplen con distintas exigencias laborales incluidas en la norma, como las condiciones contractuales para sus 1.600 tripulantes (900 de terceros países), en línea con los requisitos del Convenio 188 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que garantizan retribuciones salariales mínimas, horas de descanso, atención médica, prevención de riesgos laborales y seguridad social de las tripulaciones. Reconoce también el derecho a la negociación colectiva.
En la vertiente medioambiental, la norma exige la utilización de FAD (Dispositivos de Agregación de Peces) no enmallantes para evitar capturas no deseadas, así como la formación de patrones y capitanes de barcos sobre el estado de los recursos pesqueros y el impacto que la actividad puede ocasionar en el ecosistema marino. Todo esto se verifica con la cobertura 100% de observadores en la totalidad de los buques y con el uso de observadores electrónicos.
En cuanto a las medidas de control, la norma establece disponer de las autorizaciones de pesca y certificados sanitarios pertinentes de cada país donde se realiza la actividad, contar con un Sistema de Localización de Buques (VMS) homologado y operativo 24x7, registro de la actividad en el diario electrónico de pesca, así como certificados de capturas.