Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las entidades de la CECA ganan 2.668 millones hasta septiembre, un 8,6% menos

Las entidades adheridas a la Confederación de Cajas de Ahorros (CECA) registraron un resultado atribuido de 2.668 millones en los nueve primeros meses del año, un 8,6% menos que el mismo periodo de tiempo que el ejercicio anterior, debido a la ausencia de extraordinarios.
Según ha informado la confederación, el entorno de bajos tipos de interés está ejerciendo presión sobre el margen de intereses y ha provocado una compresión de los ingresos por intereses que solo ha podido ser compensada parcialmente por el descenso de los gastos por intereses. Por ello, el margen de intereses del sector CECA registra una caída interanual del 12,2%.
Por su parte, las comisiones netas se redujeron un 2,8%, aunque en porcentaje sobre balance elevan su contribución en un punto básico, mientras que los resultados de operaciones financieras presentan una caída interanual del 26%, debido a la generación de unas menores plusvalías por la rotación de las carteras de renta fija en relación al mismo periodo de 2015.
La moderación de los gastos de explotación y los menores saneamientos realizados han compensado la caída de los ingresos operativos en el periodo. Las entidades del sector también han reforzado su solvencia en estos nueve primeros meses, elevando el ratio CET1 hasta el 13%, nueve décimas más que un año atrás.
Los datos aportados por la CECA ponen de manifiesto que los ingresos de la cartera de renta variable presentan una evolución mixta: por una parte, aumentan los ingresos por dividendos un 18%, mientras que por la otra, se reducen los resultados de las participadas, un 14% interanual. Así, el margen bruto retrocede un 11,5% respecto al mismo periodo de 2015.
La contención y racionalización de los costes de las entidades adheridas a la CECA ha permitido un descenso de los gastos de explotación del 8,6% respecto al mismo periodo de 2015, y permite que la ratio de eficiencia se sitúe en el 53%, 1,7 puntos porcentuales por encima de la ratio alcanzada en septiembre de 2015, pese a la reducción de los ingresos operativos.
El descenso más significativo de los costes se localiza en las pérdidas por deterioro de activos financieros, que caen un 48% interanual, debido a la mejora de la calidad crediticia de los activos y a la continua mejora en la gestión activa del riesgo.
La tasa de dudosidad del conjunto de entidades adheridas a CECA se situaba en septiembre de 2016 en el 8,6%, frente al 9,2% en el conjunto del sistema financiero.