Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 58.400 empresas han entrado en concurso desde 1997, según Informa D&B

España entre los países europeos con menores concursos por la desconfianza de los empresarios
La cifra total de concursos en España en los últimos 19 años ha sido 58.417, según un estudio de Informa D&B sobre las quiebras y suspensiones de pagos desde 1997.
El más afectado hasta 2007 fue el sector industrial, con 340 concursos, seguido por el comercio (306) y la construcción (243). A partir de 2008, la construcción pasó al primer puesto (1.106 ese año) y la industria comenzó a perder peso. El año pasado, los datos los seguía liderando la construcción (1.544), seguido del comercio (1.167) y de la industria (712).
El porcentaje total de empresas que cesó su actividad tras iniciar un proceso concursal en 2015 fue un 62%. El estudio destaca que esta cifra alcanzó el 93% antes de la entrada en vigor de la reforma de 2004.
En este sentido, la directora de Estudios de Informa D&B, Nathalie Gianese, ha explicado que las posibilidades de sobrevivir a este tipo de procesos "eran casi nulas antes de la reforma de 2004 y se han ido incrementando con los sucesivos cambios legislativos".
En cuanto a forma societaria, cabe destacar que, en 1997, el 57% de las empresas que entraron en concurso eran sociedades anónimas, mientras que estas representaron el 12% en 2015 y las sociedades limitadas alcanzan el 78%. Por su parte, los autónomos han subido del 2% al 6%.
El estudio también revela que cada vez son más las microempresas que acuden al proceso concursal, pasando de ser el 51% en 1997 al 82% en 2015, aunque su tasa continúa siendo la menor, con solo 14 empresas en concurso de cada 10.000.
Las medianas empresas bajaron del 35% al 16%, mientras que las grandes lo hicieron del 2% al 0,25%, pero de estas últimas entraron en concurso 26 de cada 10.000 en 2015.
Por comunidades, Cataluña es la que más concursos suma en el periodo analizado, con 13.636 y el 23% del total. Madrid le siguió hasta 2005, momento en que la Comunidad Valenciana le superó, a excepción de 2013 y 2014.
En prácticamente todas las autonomías, 2013 fue el año en el que más procesos se registraron, no siendo así en Canarias y en Castilla-La Mancha, donde el peor año fue 2012.
Por su parte, las tasa más altas en 2015 las registraron Valencia (0,42%), País Vasco (0,39%) y Aragón (0,3%).
ESPAÑA, DE LAS TASAS CONCURSALES MÁS BAJAS
Según apunta el estudio, la tasa de concursalidad en España (0,29%) continúa muy por debajo de la de otros países europeos. El mayor número de concursos lo presentan los países del norte.
Los motivos residen en la falta de confianza de los empresarios en el sistema concursal, que promueve que acudan a expertos extrajudiciales, y a que las empresas podrían decantarse por el sistema hipotecario por ser más eficaz, según el análisis de Informa D&B.
De esta manera, Francia tiene la tasa de concursalidad más elevada, un 2,57% en 2015, seguida por Alemania (2,19%). En Portugal la cifra baja al 1,15%, mientras que en Italia se queda en un 0,51%.