Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El empleo en el sector de telecomunicaciones y audiovisual cae por primera vez por debajo de 60.000 personas

UGT denuncia que estas "preocupantes cifras" suponen un retroceso a niveles de los 80
El sector de las telecomunicaciones y audiovisual destruyó 1.265 empleos totales en el primer trimestre de 2015 en comparación con los tres últimos meses de 2016, situándose por primera vez desde que existen registros (2005) por debajo de los 60.000, según los datos publicados este jueves por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).
UGT remarca que estos datos presentan un "escenario desolador" para el sector de las comunicaciones y asegura que estas "preocupantes cifras" suponen un retroceso a niveles de empleo de los años 80, cuando no existía ni la telefonía móvil ni Internet y la telefonía fija no era un derecho universal de la ciudadanía.
En concreto, el primer trimestre del año el sector cerró con 58.949 empleos totales, en comparación con los 60.214 de finales de 2015 y con los 60.497 del mismo periodo del año anterior.
El sindicato señala que los datos fijan el comienzo de esta "paulatina destrucción de empleo" en 1998, año de la liberalización del mercado de las telecomunicaciones en Europa, acumulando una pérdida de 37.200 puestos de trabajo.
Sin embargo, añade que la llegada de la gran recesión a finales de la década pasado acentuó el declive de los puestos de trabajo en el sector de las comunicaciones y audiovisual, con 26.000 empleos destruidos desde 2007.
"Las razones que se encuentran detrás de esta inasumible situación son el abandono de las instituciones reguladoras, legislativas y políticas que aplican normas de espaldas al mercado de trabajo y siempre bajo tesis y planteamientos ultraliberales que sólo redundan en despidos masivos y destrucción de empleo", acusa UGT.
En su opinión, dichas políticas reguladoras, basadas en el fomento de la guerra de precios, renunciando a la inversión y, por ende, al empleo, han creado "un compendio de operadores parásitos que ni invierten en nuevas redes ni crean empleo".
En este línea, UGT denuncia la incoherencia del mercado de trabajo en España, ya que mientras muchas empresas dicen no encontrar expertos en nuevas tecnologías, el empleo tecnológico de las telecomunicaciones "se pierde a manos llenas".
"Los puestos de trabajo que se están destruyendo representan empleo de calidad, con derechos laborales, económicos y sociales, y con una altísima formación y experiencia en tecnologías punteras, imprescindibles y fundamentales para construir una economía moderna e innovadora", critica.
UGT incide en que la economía digital del futuro y la sociedad de la información del presente necesitan de este tipo de empleo de calidad, con derechos sociales, con elevada formación y experiencia en nuevas tecnologías.