Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Subida récord de la electricidad

El precio de la luz se ha disparado a cifras de récord esta semana. La versión oficial dice que por causas puntuales. Un enero muy frío, molinos sin viento, centrales hidráulicas sin agua. Hasta el parón en las centrales nucleares francesas ha influido. Aunque el gas es el máximo culpable. Pero el gas nos ayuda a entender otras causas no tan puntuales, más bien de problemas con el modelo de negocio de las eléctricas. Así funciona el mercado de precios en España. Es lo que se conoce como subasta o pool eléctrico cuando hay una demanda de energía. Primero se compra a las fuentes más baratas, las energías renovables, también la nuclear pero si aún así no es suficiente se tira de las centrales de gas o ciclo combinado. Lo que ocurre es que es el precio de la última en entrar el que cobran después todas las demás. De modo que acabamos pagando la energía solar o la nuclear a precio de gas. Ante la enorme subida de precios, que el jueves a las 20.00 llegó a marcar un 40% más que hace un año, el gobierno ha asegurado que extremará la vigilancia. Pero se piden soluciones de más calado, como actuar sobre la parte fija de la factura, la que pagamos encendamos o no el interruptor. Y a largo plazo cambiar el modelo energético español apostando por el ahorro energético y las energías renovables. Berlín recibe 1650 horas de sol al año. Madrid, casi el doble unas 3.000. Pero Alemania produce 8 veces más energía solar que España. El coste de instalacion de las renovables se ha reducido un 80% en la última década pero en España todavía estamos pagando miles de millones por las que se crearon hasta 2012 ¿adivinan cómo? Sí, está incluido en nuestra factura de la luz.