Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las eléctricas y el Gobierno echan un pulso por el precio de la luz

Soria explica ante el Congreso la situación del almacén de gasEFE

El desencuentro entre la patronal eléctrica y el Gobierno sobre las tarifas de la luz sube de tono.  El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha señalado que su Departamento trabaja en un nuevo mecanismo para establecer el precio de la luz, más acorde con las "señales reales" del mercado. Desde las eléctricas critican que el Gobierno las demonice ante la opinión pública.

El último intento de fijar el precio de la electricidad hizo saltar chispas entre el Gobierno y las eléctricas al considerar que en la subasta concurrieron "situaciones atípicas". El gobierno, ante las reacciones, ha prometido un nuevo mecanismo para establecer la tarifa eléctrica, que revelará este viernes.
La subasta realizada el pasado viernes llevó los precios de la luz hasta el 11,5 %, una subida desproporcionada, que obligó al Gobierno a la anulación, bajo la sospecha de estar manipulada.
El sector eléctrico, por su parte, exigió a Industria que explicara su posición y criticó que las demonizara ante la opinión pública. Asimismo exigieron la repetición de la subasta.
El presidente de la patronal criticó el "daño" causado por las acusaciones de manipulación de los precios de la luz, además de criticar la reciente reforma eléctrica. 
Soria, por su parte ha afirmado que el Gobierno no va a entrar en "ningún debate" con la patronal eléctrica y ha insistido en que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia decidió invalidar la subasta tras detectarse "indicios de manipulación".
José Manuel Soria ha dicho a los medios que considera "legítimo" que las empresas eléctricas "defiendan sus derechos", pero ha querido dejar claro que el Gobierno tiene que defender el "interés general".