Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales aumentan un 7,4% en 2014

Estrasburgo paraliza un desahucio en Salt, GeronaGtres

El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se situó en 34.680 en 2014, cifra un 7,4% superior a la de 2013, según la estadística de ejecuciones hipotecarias publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Sólo en el cuarto trimestre del año pasado se registraron 8.819 ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales, un 29,9% más que en el trimestre anterior y un 2,9% más que en el cuarto trimestre de 2013.

El tercer trimestre de 2014 fue el único del año en el que se registró un descenso, pues en el primer y segundo trimestre las ejecuciones hipotecarias se incrementaron un 19,1% y un 1,5% en tasa trimestral y ahora en el cuarto lo han hecho un 29,9%.
El objetivo principal de esta estadística es ofrecer trimestralmente el número de certificaciones de ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas en los Registros de la Propiedad durante el trimestre de referencia. Estadística recuerda que no todas las ejecuciones de hipoteca terminan con el lanzamiento (desahucio) de sus propietarios.
En 2014 se iniciaron 119.442 ejecuciones hipotecarias, un 9,3% más que en 2013. De ellas, 113.916 afectaron a fincas urbanas (donde se incluyen las viviendas) y 5.526 a fincas rústicas.
Las ejecuciones hipotecarias sobre fincas urbanas aumentaron un 9,3% en relación a 2013. Dentro de las fincas urbanas, 70.078 ejecuciones correspondieron a viviendas, un 5,9% más, y de ellas 44.682 eran ejecuciones sobre viviendas de personas físicas.
Dentro de las viviendas, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas físicas sumaron 44.682 en 2014, de las que 34.680 (el 77,6% del total) son viviendas habituales de personas físicas y 10.002 no son residencial habitual de los propietarios. Estas últimas aumentaron un 8,8% respecto a 2013.
Por su parte, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas jurídicas totalizaron 25.396 el año pasado, un 3% más que en 2013.
Según el INE, sólo el 0,048% de las viviendas familiares existentes en España (18.362.000) iniciaron una ejecución hipotecaria entre octubre y diciembre de 2014.
MÁS EN VIVIENDAS USADAS
Del total de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas registradas el año pasado, más de ocho de cada diez (58.660) afectaron a viviendas usadas, con un aumento anual del 8,2%. Las ejecuciones sobre viviendas nuevas sumaron 11.418, un 4,3% menos.
La estadística revela además que el 20,2% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas en 2014 corresponde a hipotecas constituidas en 2007, el 17,3% a hipotecas suscritas en 2006 y el 12,1% a hipotecas firmadas en 2005. Ampliando un poco más el espectro, a los años 2005-2008, se obtiene que este periodo concentra el 61,6% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas el año pasado.
En 2014, las ejecuciones hipotecarias sobre solares ascendieron a 5.500, con un incremento anual del 13%. Por su parte, las ejecuciones hipotecarias sobre locales, garajes, oficinas, trasteros, naves y otros edificios de naturaleza urbana alcanzaron las 38.338, un 15,5% más que en 2013.
Por último, las ejecuciones hipotecarias sobre fincas rústicas se situaron en 5.526 durante 2014, con un avance del 8,8% respecto al ejercicio precedente.
ANDALUCÍA LIDERA LAS EJECUCIONES SOBRE VIVIENDAS
Por comunidades autónomas, Andalucía lideró las ejecuciones sobre viviendas el año pasado, con un total de 16.275, seguida de Cataluña (14.230) y Comunidad Valenciana (11.252). En el lado opuesto se situaron La Rioja (338), País Vasco (368) y Navarra (374).
Sobre el total de fincas, Andalucía también encabezó el número de ejecuciones hipotecarias, con 29.645, seguida de Cataluña (20.666) y Comunidad Valenciana (18.038). A la cola volvieron a situarse Navarra (642), La Rioja (777) y País Vasco (856).