Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas aumentan un 19,1% en el primer trimestre

La venta de viviendas cae un 40,8% en el segundo trimestre del añotelecinco.es

El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se situó en 9.464 en el primer trimestre del año, cifra un 19,1% superior a la del trimestre anterior, pero un 4,2% inferior a la del periodo enero-marzo de 2013, según la nueva estadística de ejecuciones hipotecarias publicada este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Entre enero y marzo de este año se iniciaron 32.565 ejecuciones hipotecarias, un 10,4% más que en el cuarto trimestre del año pasado y un 19,5% más que en el primer trimestre de 2013. De esas 32.565 ejecuciones hipotecarias contabilizadas hasta marzo, 18.971 correspondieron a viviendas, con un crecimiento intertrimestral del 11,4% y una subida anual del 8%.
Dentro de las viviendas, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas físicas sumaron 12.120 en el primer trimestre, de las que 9.464 (el 78,1%) son viviendas habituales en propiedad y 2.656 no son residencia habitual de los propietarios. Estas últimas aumentaron un 20,6% en tasa intertrimestral, aunque descendieron un 1,4% en relación al primer trimestre de 2013.
De esta forma, según el INE, sólo el 0,052% de las viviendas familiares existentes en España (18.266.500) iniciaron una ejecución hipotecaria entre enero y marzo de este año.
El objetivo principal de esta estadística es ofrecer trimestralmente el número de certificaciones de ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas en los Registros de la Propiedad durante el trimestre de referencia. Estadística recuerda que no todas las ejecuciones de hipoteca terminan con el lanzamiento (desahucio) de sus propietarios.