Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El yuan dobla su importancia en el mercado de divisas, mientras el euro y el yen pierden peso

La negociación mundial en divisas se contrae un 5,5% en los últimos tres años y un 24,2% en España, según el BPI
El dólar ha reforzado su papel predominante en el mercado mundial de divisas al utilizarse en el 87,6% de las transacciones en los tres últimos años, periodo en el que el yuan duplicó su presencia, hasta alcanzar una cuota del 4% desde el 2,2% de hace tres años, mientras monedas como el euro o el yen perdieron relevancia, aunque se mantuvieron como segunda y tercera moneda más utilizadas respectivamente, según la encuesta trienal de los mercados de divisas y derivados OTC elaborada por el Banco de Pagos Internacionales (BPI).
En el caso del euro, su presencia ha quedado en los tres últimos años reducida al 31,3% de las operaciones en divisas, frente al 33,4% de 2013, confirmando así su tendencia a la baja iniciada a raíz de la crisis de la deuda soberana de 2010, cuando el euro estaba presente en el 39,1% de las transacciones.
Por su parte, el yen ha visto caer su cuota hasta el 21,6% desde el 23,1% de 2013, cuando su rol se vio impulsado por la política expansiva del Banco de Japón, mientras otras monedas como el dólar australiano y el canadiense, así como el franco suizo, también han perdido relevancia en el último trienio.
Por el contrario, la presencia de la libra esterlina sube hasta el 12,8%, un punto porcentual más que hace tres años, ocupando el cuarto lugar entre las divisas, sólo por detrás del dólar, el euro y el yen.
Sin embargo, la moneda que ha registrado un mayor incremento de su relevancia internacional durante los últimos tres años analizados por el BIS ha sido el yuan, cuya negociación diaria prácticamente se ha duplicado, hasta los 202.000 millones de dólares (180.357 millones de euros) desde los 120.000 millones de dólares (107.143 millones de euros) de abril de 2013.
De este modo, la moneda china se convierte en la octava con mayor relevancia internacional, presente en el 4% de las transacciones mundiales, frente al 2,2% de hace tres años, el 0,9% de 2010 o el 0,1% de 2004, y desbanca al peso mexicano como la divisa emergente más utilizada.
LA 'CITY' PIERDE CUOTA DE MERCADO.
Por otro lado, el informe trienal del organismo que dirige Jaime Caruana señala que la negociación en divisas sigue concentrándose en los grandes centros financieros. De hecho, en abril de 2016, cinco países (EEUU, Reino Unido, Singapur, Hong Kong y Japón) intermediaron el 77% de las transacciones en divisas.
En los últimos tres años, el papel de EEUU como centro de intermediación se ha mantenido prácticamente sin cambios, con una cuota del 19%, mientras los centros financieros asiáticos de Tokio, Hong Kong y Singapur aumentaron su cuota combinada al 21% desde el 15% de 2013.
Sin embargo, la cuota de mercado del Reino Unido en la intermediación de divisas decayó hasta el 37% en abril de 2016 desde el 41% de 2013, un declive apreciable también en el conjunto de la zona euro, cuya presencia disminuyó al 8% desde el 9% de hace tres años.
BAJA LA NEGOCIACIÓN.
Asimismo, el BPI constata que el volumen diario negociado en el mercado de divisas se redujo en abril de 2016, fecha tomada como referencia para la elaboración del informe, hasta los 5,1 billones de dólares (4,5 billones de euros), un 5,5% menos que en abril de 2013, cuando la negociación alcanzaba los 5,4 billones de dólares diarios (4,8 billones de euros).
La institución internacional apunta que los resultados de la encuesta reflejan el impacto de la mayor actividad en yenes registrada en 2013 como consecuencia del cambio de política monetaria del Banco de Japón en aquellas fechas, así como el efecto de la apreciación del dólar en los tres últimos años frente a las principales monedas.
De hecho, sin tener en cuenta la evolución del tipo de cambio entre 2013 y 2016, el volumen agregado de negociación diaria en el mercado de divisas experimentó un incremento del 4%.
MENOS VOLUMEN EN ESPAÑA.
En el mercado español de divisas, en términos generales, se registró un descenso de las cifras, explicado por un menor volumen de transacciones, así como por la disminución en el tipo de cambio euro/dólar (1,1403 en abril de 2016 frente a 1,3072 en abril de 2013) y una mejora en la calidad de la información disponible.
De este modo, el volumen medio diario negociado durante abril de 2016 fue de 32.600 millones de dólares (29.107 millones de euros), según indicó el Banco de España, una cifra que representa un retroceso del 24,2% en comparación con el volumen medio diario negociado en abril de 2013.
En España, el dólar estadounidense fue la moneda más negociada, con presencia en el 87% del total de las transacciones, mientras que el euro se negoció en el 56% de las operaciones.
Las transacciones euro/dólar representaron el 44% del total de operaciones, las euro/otras divisas representaron el 12% del total y las transacciones dólar/otras divisas, el 43%.
Finalmente, las operaciones entre otras divisas diferentes del euro y el dólar de EEUU representaron apenas un 1% del total.
Atendiendo a su distribución geográfica, el 9% de las transacciones en España se negoció con contrapartes españolas, principalmente entidades de crédito informantes (4%) y clientes no financieros (3%), mientras el 91% se negoció con contrapartes extranjeras, de los que el 59% fueron entidades de crédito informantes en la encuesta y el 27% otras instituciones financieras.