Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los dividendos mundiales crecen un 5,4% subyacente en el primer trimestre, hasta 194.707 millones de euros

Los dividendos crecieron un 5,4% subyacente interanual a nivel mundial en el primer trimestre del año, al alcanzar la cifra de 218.700 millones de dólares (194.707 millones de euros), según el último Global Dividend Index de Janus Henderson. Se trata del incremento más rápido desde finales de 2015.
Sin embargo, los dividendos extraordinarios cayeron en picado debido a que en el mismo periodo del año anterior alcanzaron niveles casi récord, por lo que en base general el importe total distribuido a escala global en el trimestre inaugural cayó un 0,3% interanual.
El crecimiento subyacente de los dividendos se mostró sólido en la mayoría de sectores y en todas las zonas geográficas excepto en Europa, donde las empresas que realizaron distribuciones en el primer trimestre no son suficientes como para esbozar una tendencia, ya que la mayoría suele abonar un único dividendo al año en el segundo trimestre.
Los dividendos británicos cayeron un 5,3% interanual en tasa general en dólares, lastrados por la debilidad de la libra esterlina. No obstante, después de tener en cuenta la depreciación de la libra y otros factores, el crecimiento subyacente fue del 7,1%.
La caída de los dividendos extraordinarios fue especialmente pronunciada en EEUU, con 7.000 millones de dólares (6.225 millones de euros) menos respecto al primer trimestre de 2016, lo que lastró el total de dividendos distribuidos en el país un 0,7%, hasta 106.900 millones de dólares (95.061 millones de euros), lo que empañó el repunte del 5,3% en la tasa de crecimiento subyacente de del país que revierte la marcada ralentización perpetuada durante todo 2016.
Por su parte, los dividendos extraordinarios de Hong Kong, Singapur y Australia también han sido muy inferiores este año y han lastrado los dividendos de la región Asia-Pacífico (excluido Japón) un 2,8% interanual en base general. Tras descontar los dividendos extraordinarios, los repartos aumentaron un 14,6% subyacente.
Pese al aumento de los precios de las materias primas y los indicios de estabilización en las economías emergentes, el crecimiento de los dividendos fue irregular en los países emergentes y mostró una gran dependencia de Rusia, donde las distribuciones de dividendos son bastante irregulares e impredecibles. En términos subyacentes, los dividendos cayeron en India, Brasil y Sudáfrica.
MEJORAN LAS PREVISIONES
Ante la "mejora progresiva del panorama económico mundial para 2017", Janus Henderson ha revisado al alza su previsión de dividendos y calcula que el crecimiento subyacente será del 3,9% y el general del 1,5% este año, hasta los 1,17 billones de dólares (1,04 billones de euros).
El responsable de Global Equity Income de Janus Henderson, Alex Crooke, ha destacado el "tono realmente esperanzador para los inversores centrados en la percepción de rentas periódicas" con el que ha comenzado 2017, al menos, si se mira más allá de los dividendos extraordinarios.
"Las perspectivas para la economía mundial parecen mejor orientadas ahora que en cualquier momento de los últimos años. Esto implica que las empresas pueden incrementar sus beneficios y sus dividendos a un ritmo más rápido", ha apuntado.