Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El diferencial favorable a España sobre Italia se amplía y continúa en máximos de 2012

El diferencial entre el interés exigido en los mercados secundarios a la deuda española con vencimiento a diez años con respecto a la italiana se ampliaba este martes hasta su mayor distancia favorable a España desde febrero de 2012, después de la investidura este sábado de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno español, mientras en el país transalpino crece la incertidumbre sobre el resultado del referéndum constitucional del próximo 4 de diciembre.
En concreto, la rentabilidad del bono español a diez años se situaba este martes en el 1,234%, su nivel más alto desde finales del pasado mes de junio, coincidiendo con la celebración de las elecciones generales en España el 26 de junio y la victoria del 'Brexit' en el referéndum británico sobre la UE.
Por su parte, el interés exigido a los bonos italianos con vencimiento a diez años escalaba hasta el 1,738%, el más elevado desde febrero de 2016.
De este modo, el diferencial favorable a la deuda española se ampliaba hasta los 46,8 puntos básicos, la mayor brecha favorable a España desde febrero de 2012, una distancia que contrasta con la práctica igualdad registrada a mediados del pasado mes de julio.
De hecho, el pasado 27 de junio, tras conocerse el resultado de las segundas elecciones generales en España en menos de siete meses, el diferencial entre ambas referencias era favorable a Italia en casi diez puntos básicos, mientras que el 21 de diciembre de 2015, tras los primeros comicios en España, la distancia entre la rentabilidad de los bonos a diez años de ambos países era favorable a Italia en 21 puntos básicos.